2009 · 01 · 15 • Anna Karina Rosales y Pablo Gámez - Radio Nederland

"Toda la ayuda está ardiendo"

La visita de Ban Ki-moon a la zona se ve ensombrecido por un bombardeo israelí sobre las instalaciones en Gaza de la ONU. "Toda la ayuda está ardiendo. El ejército israelí, en horas de la mañana, ha bombardeado con artillería y bombas de fósforo las instalaciones de la ONU en Gaza", detalla Raquel Martí, directora ejecutiva del Comité español de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina. La UNRWA había recibido garantías del gobierno y ejército israelí que sus actividades en Gaza serían completamente garantizadas. Escuche la entrevista a Raquel Martí, directora ejecutiva del comité español de UNRWA

La visita de Ban Ki-moon a la zona se ve ensombrecido por un bombardeo israelí sobre las instalaciones en Gaza de la ONU. "Toda la ayuda está ardiendo. El ejército israelí, en horas de la mañana, ha bombardeado con artillería y bombas de fósforo las instalaciones de la ONU en Gaza", detalla Raquel Martí, directora ejecutiva del Comité español de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina.

La UNRWA había recibido garantías del gobierno y ejército israelí que sus actividades en Gaza serían completamente garantizadas. Hace una semana, la UNRWA se veía obligada a suspender su presencia en Gaza tras la muerte de un camionero que codnucía uno de los carros de ayuda de la agencia, baleado por el ejército israelí.

"Dado que son bombas de fósforo no se puede apagar el incendio. Se necesita polvo seco y como no hay en la zona no se puede socovar el incendio. Ahora mismo están ardiendo los almacenes. Allí estaba toda la ayuda humanitaria, todos los alimentos. Se ha perdido todo", explica Raquel Martí.

También senala que "arde un centro de información que tenemos, en donde habían refugiadas 700 personas, está también ardiendo y tampoco puede ser apagado. Tampoco se puede evacuar a los heridos, porque el ejército israelí continúa disparando".

"No hay acceso a la prensa internacional dentro de Gaza. Suponemos que en breve la prensa internacional podrá investigar más", dice Martí.

El bombardeo sobre las instalaciones de la UNRWA se produce en el mismo momento en que el Secretario General de la ONU, Ban ki-moon, llega a Tel Aviv, en el marco de una gira por Oriente Medio que busca un alto el fuego entre Israel y Palestina.

La Asamblea General de la ONU llevará a cabo una reunión urgente este jueves para pedir el respeto de la resolución 1860 del Consejo de Seguridad de la ONU votada el jueves pasado pidiendo un alto el fuego en Gaza.

Esta resolución, que llama a instaurar "un cese el fuego inmediato, duradero y plenamente respetado que conduzca a la retirada total de las fuerzas israelíes" de la franja de Gaza, no ha sido obedecida hasta la fecha por ninguno de los beligerantes.

El conflicto, que este jueves entró en su 20º día, ha dejado más de 1.000 muertos, incluyendo a numerosos civiles, en la franja de Gaza, de acuerdo con fuentes médicas palestinas.

Primera reacción del secretario general de la ONU: insoportable e indignado

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, juzgó "insoportable" el elevado número de víctimas provocado por la ofensiva militar israelí contra la franja de Gaza y se dijo "escandalizado" por el bombardeo israelí de locales de Naciones Unidas en la ciudad de Gaza.

"Hice saber que protestaba firmemente y que estoy escandalizado. He pedido una explicación detallada al ministro de Defensa y a la ministra de Relaciones Exteriores" de Israel, declaró Ban en Tel Aviv en relación a los obuses israelíes que cayeron en instalaciones de la ONU.

La principal agencia de la ONU de ayuda a los refugiados palestinos, la UNRWA, suspendió sus actividades en Gaza el jueves después de que obuses israelíes cayeran en sus instalaciones hiriendo a tres de sus empleados.

El secretario general de Naciones Unidas consideró por otra parte que "el número de víctimas ha alcanzado proporciones insoportables" en Gaza.

Desde el inicio de la ofensiva israelí el 27 de diciembre, 1.070 palestinos han muerto -entre ellos 355 niños y 100 mujeres- y más de 5.000 resultaron heridos, según un último balance anunciado por el jefe de los servicios de urgencias de Gaza, el doctor Muawiya Hasanein.

Anna Karina Rosales y Pablo Gámez - Radio Nederland