2009 · 01 · 15 • Agencia Europa Press

Hamás dice a Egipto que aceptará el alto el fuego si Israel se retira de Gaza y abre los pasos

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) informó hoy a Egipto de que aceptará un alto el fuego de un año renovable en la Franja de Gaza a condición de que se retiren todas las fuerzas israelíes en un plazo de entre cinco y siete días y de que se abran inmediatamente todos los pasos fronterizos de Gaza. Aunque Israel aún no ha dado una respuesta oficial, la televisión egipcia aseguró que habría aceptado en principio la propuesta egipcia. Mientras, en la Franja prosigue la ofensiva, que se ha cobrado su más destacada víctima: el ministro del Interior del Gobierno de Hamás, Said Siam.

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) informó hoy a Egipto de que aceptará un alto el fuego de un año renovable en la Franja de Gaza a condición de que se retiren todas las fuerzas israelíes en un plazo de entre cinco y siete días y de que se abran inmediatamente todos los pasos fronterizos de Gaza. Aunque Israel aún no ha dado una respuesta oficial, la televisión egipcia aseguró que habría aceptado en principio la propuesta egipcia. Mientras, en la Franja prosigue la ofensiva, que se ha cobrado su más destacada víctima: el ministro del Interior del Gobierno de Hamás, Said Siam.

Fuentes diplomáticas y de Hamás dijeron a la agencia Reuters que Hamás exige que Egipto y la comunidad internacional garanticen que los pasos fronterizos permanecerán abiertos. La facción islamista transmitió a las autoridades egipcias su disposición a aceptar el envío de observadores turcos a la Franja y rechazó, en cambio, el despliegue de la guardia presidencial del presidente palestino, Mahmud Abbas, en el paso de Rafá (entre la Franja y Egipto).

La postura de Hamás, que también quiere que el acuerdo de alto el fuego incluya una conferencia sobre la reconstrucción de Gaza, ha sido trasladada por Egipto a las autoridades israelíes para que consideren su respuesta, la cual, previsiblemente, se iba a hacer pública este jueves, ya que el negociador israelí Amos Gilad viajó hoy a la capital de Egipto --país que está mediando entre ambas partes-- para discutir sobre la propuesta que hizo la semana pasada su presidente, Hosni Mubarak.

El líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshaal, repitió hoy en Damasco las "demandas específicas" planteadas por su grupo para pactar un alto el fuego. "En primer lugar, la agresión debe cesar; segundo, las fuerzas israelíes deben retirarse de Gaza (...) inmediatamente, por supuesto; tercero, el bloqueo debe levantarse; y cuarto, queremos que todos los pasos fronterizos se reabran, en primer lugar el de Rafá", enumeró, según Reuters.

Invasión de la Ciudad de Gaza

Esta mañana, la infantería y los tanques israelíes comenzaron a invadir la ciudad de Gaza por el sur mientras la aviación no dejaba de bombardear el centro del casco urbano, donde varios misiles impactaron contra el centro de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) y contra un edificio que alberga las oficinas de numerosos medios de comunicación.

En el barrio de Tel al Hawa, en el sur de la ciudad, la agencia palestina Maan ha informado de violentos enfrentamientos entre ambos bandos, y testigos presenciales aseguran que los tanques del Ejército hebreo ya están entrando en el casco urbano.

En ese mismo barrio, las fuerzas israelíes rodearon el hospital Al Aqsa, en el que no se puede entrar ni salir, según declararon los cooperantes extranjeros que trabajan en el centro. Otro centro médico, el de Al Quds, gestionado por la Media Luna Roja, se incendió al ser bombardeado por la aviación israelí, lo que "puso en peligro las vidas de alrededor de cien pacientes y del personal médico que les atendía", denunció el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Mientras, la UNRWA informó de que varios proyectiles con fósforo blanco han impactado contra una de sus instalaciones en Gaza, causando tres heridos. El ministro de Defensa, Ehud Barak, pidió disculpas al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, por el ataque sufrido por el complejo de la UNRWA.

Sin embargo, el primer ministro, Ehud Olmert, trató de justificarlo diciendo que Hamás atacó desde dentro del edificio durante la tregua humanitaria que, teóricamente, se debe respetar durante tres horas al día, la cual, por otra parte, es insuficiente para repartir la ayuda entre la población y para recibir suministros del exterior, según afirmaron las ONG que trabajan en la Franja.

Las fuerzas israelíes atacaron asimismo una mezquita y una escuela en el este de la ciudad, según Maan, así como un edificio que alberga las oficinas de varios medios de comunicación, donde resultaron heridos dos periodistas. En total, la pasada madrugada atacaron unos 70 objetivos.

Trofeo de Gaza

El ministro del Interior del Gobierno de Hamás en la Franja de Gaza, Said Siam, se convirtió hoy en el principal 'trofeo de caza' que ha conseguido Israel durante la ofensiva, que cumplió hoy su vigésima jornada. El político, de 50 años, murió a causa de un bombardeo de la aviación israelí sobre la vivienda de su hermano Ayad en Gaza, quien también falleció, al igual que Salah Abu Sharah, jefe de la organización de seguridad de Hamás en Gaza, según informó el Ejército.

Siam, fundador de la Policía de Hamás y 'número tres' del movimiento, es el cargo más alto del grupo islamista asesinado por Israel desde que mató a Abdelaziz al Rantisi en abril de 2004. Fue uno de los responsables de la expulsión de la facción moderada Al Fatá de la Franja de Gaza.

La operación militar, que fue posible gracias a la información facilitada por el Shin Bet (servicios secretos israelíes) a la Fuerza Aérea, fue condenada por Hamás, que dijo que en total causó la muerte de nueve personas, cinco de las cuales eran familiares directos de Siam (uno de ellos, su hijo).

Casi 1.100 palestinos muertos

El Ministerio de Sanidad del Gobierno de la Franja de Gaza elevó esta tarde a 1.095 el número de palestinos fallecidos en las últimas dos semanas y media y a 5.027 el de heridos, muchos de ellos niños; un balance que, en opinión de Ban Ki Moon, resulta "insoportable".

Entretanto, dos cohetes lanzados hoy por los milicianos palestinos desde Gaza causaron nueve heridos, dos de ellos de gravedad, en la ciudad de Beersheva, en el sur de Israel. A lo largo del día, más de 20 cohetes cayeron en territorio israelí.

La organización de Derechos Humanos israelí B'Tselem aseguró que casi el 42 por ciento de los muertos en la Franja de Gaza desde que comenzó la operación 'Plomo fundido' son mujeres y niños. En el caso de las trece víctimas israelíes, tres son civiles fallecidos por el disparo de cohetes y los otros diez son soldados, varios de ellos muertos por 'fuego amigo'.

Agencia Europa Press