2009 · 01 · 16 • Agencia Bolivariana de Noticias - Venezuela

Israel mató cerca 1.500 niños palestinos desde 1987

Desde 1987, año de inicio de la primera Intifada (levantamiento en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza), hasta la actual operación militar Plomo Fundido, sólo la cantidad de niños palestinos muertos a manos del Ejército israelí es de 1.446, una cifra casi idéntica a la totalidad de las bajas israelíes (1.466) en el mismo período. Durante la primera Intifada, iniciada en septiembre de 1987, la población civil palestina libró una intensa batalla, sólo con el lanzamiento de piedras, en contra del Ejército sionista.

Desde 1987, año de inicio de la primera Intifada (levantamiento en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza), hasta la actual operación militar Plomo Fundido, sólo la cantidad de niños palestinos muertos a manos del Ejército israelí es de 1.446, una cifra casi idéntica a la totalidad de las bajas israelíes (1.466) en el mismo período.

Durante la primera Intifada, iniciada en septiembre de 1987, la población civil palestina libró una intensa batalla, sólo con el lanzamiento de piedras, en contra del Ejército sionista.

Esta Intifada, si bien finalizó en 1993, mantuvo algunos niveles de conflicto hasta el año 2000, que cerró con más de 1.559 palestinos muertos, de los cuales 304 eran menores de edad, de acuerdo a cifras ofrecidas por la Organización no Gubernamental israelí (ONG) B`Tselem.

Del lado israelí hubo un poco mas de 400 muertos, 18 de ellos menores de edad.

Una alta cifra de las bajas israelíes pertenecieron a sus fuerzas armadas, mientras que un menor porcentaje correspondió a colonos judíos considerados también fuerza beligerante.

La Intifada se desarrolló íntegramente en territorio palestino ocupado por Israel.

En la segunda Intifada (2000-2004) murieron 3.196 palestinos, incluidos en esa cifra 620 niños y niñas, de acuerdo a cifras proporcionadas por B`Tselem y confirmadas por la ONU.

En el mismo período, Israel tuvo 946 bajas, entre las que se contabilizaron 112 menores de edad.

Luego de finalizada la segunda Intifada, en el período 2005 a 2008, en el que aunque no había una guerra declarada Israel mantuvo su ocupación y asedio en los territorios ocupados, se registraron un total de 1.290 muertos palestinos a manos de la fuerza pública de Israel, cifra que se contrapone a 86 israelíes muertos en el mismo tiempo.

De esos 1.290 palestinos muertos, 222 eran niños; mientras que de los 86 ciudadanos de Israel que perdieron la vida, 8 eran menores de edad.

En relación al número de heridos que han dejado a sus pasos las tropas de Israel desde 1987, Farid Suwwan, embajador de Palestina en Argentina, señaló que la ocupación sionista ha causado más de 50.000 heridos palestinos.

Las cifras precedentes no consideran las de la actual operación Plomo Fundido, en la que han resultado heridos casi 6.000 palestinos y han muerto más de 1.100 personas, de las que cerca de 700 corresponden a civiles y más de 400 son niños y niñas.

La operación Plomo fundido, iniciada el 27 de diciembre de 2008 en contra de la Franja de Gaza, se realiza con el pretexto de contrarrestar el lanzamiento de cohetes de Gaza al sur de Israel.

Desde esa fecha, Israel ha sufrido 13 bajas, de las cuales 3 son civiles y 10 son soldados, de los cuales 4 murieron por “fuego amigo”.

Las cifras de Plomo fundido muestran que la población palestina no ha tenido ni oportunidad, ni capacidad de defenderse ante el ataque desproporcionado de Israel.

Los medios internacionales están sujetos a la información que da el ejército de Israel. Gaza es un territorio bloqueado completamente y de lo que ahí sucede poca información se tiene.

Haciendo un aparte de la cantidad de muertos y heridos, el mundo no sabe acerca de la cantidad de detenidos palestinos, la opinión pública no sabe cuántas casas han sido destruidas ni cuántos comercios de servicios básicos (que reparten lo poco que queda) han sido devastados.

La masacre que el Ejército de Israel comete, con el aval de Estados Unidos, en contra de la población de Gaza, ha sido históricamente desproporcionada y salvaje.

El presidente de la 61ª Asamblea General de la ONU, el sacerdote nicaragüense Miguel D'Escoto, señaló hace poco la ironía de que Israel, único Estado creado por la ONU, esté violando las resoluciones emanadas del sistema internacional aludiendo a un presunto derecho de auto defensa.

Israel nació manchada en 1948, con territorios ocupados y proyectos expansionistas que no toman en cuenta los más elementales derechos humanos del pueblo palestino, dueño histórico de la tierra ocupada hoy por el Estado Hebreo.

Agencia Bolivariana de Noticias - Venezuela