2006 · 11 · 20 • El Mercurio, 19 de noviembre de 2006

Jimmy Carter: "Palestina, Paz no Apartheid"

"Palestina, Paz no Apartheid" es el reciente libro de Jimmy Carter, el ex Mandatario norteamericano analiza el conflicto israelo-palestino. "La paz llegará a Israel y Medio Oriente sólo cuando el gobierno israelí esté dispuesto a cumplir la ley internacional y honrar sus compromisos previos. Será una tragedia, tanto para palestinos, como para israelíes y el mundo, si la paz es rechazada y prevalece un sistema de opresión, apartheid y violencia sostenida". Carter critica el sistema de Apartheid y opresión de Israel hacia los palestinos. ¡A lo mejor los sionistas lo acusarían de ?antisemita? por estas críticas!.

"Palestina, Paz no Apartheid" es el reciente libro de Jimmy Carter, el ex Mandatario norteamericano analiza el conflicto israelo-palestino. "La paz llegará a Israel y Medio Oriente sólo cuando el gobierno israelí esté dispuesto a cumplir la ley internacional y honrar sus compromisos previos. Será una tragedia, tanto para palestinos, como para israelíes y el mundo, si la paz es rechazada y prevalece un sistema de opresión, apartheid y violencia sostenida". Carter critica el sistema de Apartheid y opresión de Israel hacia los palestinos. ¡A lo mejor los sionistas lo acusarían de ?antisemita? por estas críticas!.

El último libro de Jimmy Carter, "Palestina, Paz no Apartheid" ha molestado fuertemente a la comunidad pro-israelí en Estados Unidos.

Y es que en su análisis, el ex Presidente responsabiliza directamente a la hegemonía de Israel, como el principal obstáculo para la paz.

Aunque la obra, lanzada esta semana, describe la relación del ex Mandatario con diversos líderes del Medio Oriente y ofrece una visión interna sobre momentos cruciales en los intentos de pacificación de la zona, la magnitud de la crítica de Carter a Israel ha llamado la atención en un país cuyo gobierno casi nunca ha cuestionado a ese Estado.

"Los líderes israelíes se han embarcado en una serie de decisiones unilaterales, ignorando a Washington y a palestinos (...) Tienen un sistema de apartheid con dos pueblos ocupando la misma tierra, pero completamente separados el uno del otro, con los israelíes totalmente dominantes utilizando una opresiva violencia, privando a los palestinos de sus derechos humanos básicos", dice Carter.

"La paz llegará a Israel y Medio Oriente sólo cuando el gobierno israelí esté dispuesto a cumplir la ley internacional y honrar sus compromisos previos. Será una tragedia, tanto para palestinos, como para israelíes y el mundo, si la paz es rechazada y prevalece un sistema de opresión, apartheid y violencia sostenida", añade.

Especialmente el uso de la palabra "apartheid", que rememora el sistema de segregación racial en Sudáfrica entre 1948 y 1994, ha sido cuestionado por varios de los poderosos grupos pro-israelíes, incluso antes de que se lanzara el libro.

Pero no sólo la posición de Israel fue cuestionada en el análisis de Carter, ya que el descenso de los esfuerzos de paz de EE.UU. también fue mencionado como uno de los obstáculos para la resolución del conflicto.

"La única respuesta racional a esta continua tragedia (violencia) es revitalizar el proceso de paz a través de negociaciones entre israelíes y palestinos, pero EE.UU. ha abandonado este esfuerzo", sostiene Carter.

"Washington está malgastando su prestigio internacional e intensificando el terrorismo anti-estadounidense global, perdonando e incitando no oficialmente la confiscación y colonización israelí de territorios palestinos", enfatiza.

El ex Presidente destaca varios puntos que a su juicio son necesarios para sacar adelante el proceso de paz, como la garantía de seguridad para Israel, la resolución de los debates internos en ese país y el respeto por la soberanía de todas las naciones del Medio Oriente.

Carter también se centra en la necesidad de que Israel se remita a cumplir el acuerdo "Hoja de Ruta", propuesto en 2002 con el apoyo de EE.UU., la Unión Europea, Rusia y la ONU. En éste, se llamaba a un reconocimiento total de un Estado palestino independiente. Sin embargo, analistas han visto esta opción como inviable debido a la resistencia de Israel a avanzar, especialmente tras del triunfo de Hamas en el Parlamento palestino.

Repercusiones

El libro del ex Mandatario no sólo ha tenido eco para la comunidad israelí y árabe, sino también a nivel interno. Varios demócratas han sido cuestionados a partir de las aseveraciones de Carter, en relación con la postura de su coalición en el conflicto en el Medio Oriente.

Durante la campaña previa a las elecciones, la líder de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, aseguró que Carter "no hablaba por el partido demócrata en el tema de Israel". "Es incorrecto sugerir que la comunidad judía apoyaría a un gobierno en Israel o en cualquier parte, que institucionalice la opresión", dijo.

Ahora que la balanza política ha cambiado en EE.UU., se desconoce si habrá algún cambio en la política de Washington en el Medio Oriente, y si las palabras de Carter tienen influencia.

Una fructífera trayectoria

El demócrata James (Jimmy) Carter, de 82 años, fue Presidente de EE.UU. entre 1977 y 1981. Entre los logros de su mandato se destacan los Acuerdos de Camp David, donde se llegó al acuerdo de paz entre Israel y Egipto.

Hoy Carter actúa como mediador internacional desde la dirección del Centro Carter, organización que defiende la democracia y los DD.HH. Carter ganó el Premio Nobel de la Paz en el 2002.

El Mercurio, 19 de noviembre de 2006