2008 · 01 · 21 • John Noble Wilford (Diario El Mercurio)

Arqueología de la Universidad de Harvard: Los Filisteos eran cultos tenían linda cerámica, hermosa arquitectura y gustos cosmopolitas

Excavaciones recientes y arqueólogos de la Universidad de Harvard, establecieron que los filisteos tenían linda cerámica, hermosa arquitectura y gustos cosmopolitas. Y que, en todo caso, eran más refinados que los pastores y agricultores de los cerros cercanos, los israelitas, que los difamaron en los capítulos bíblicos y transformaron su nombre en sinónimo de pueblo inculto y rústico.

Excavaciones recientes en Israel establecieron que tenían linda cerámica, hermosa arquitectura y gustos cosmopolitas. Y que, en todo caso, eran más refinados que los pastores y agricultores de los cerros cercanos, los israelitas, que los difamaron en los capítulos bíblicos y transformaron su nombre en sinónimo de pueblo inculto y rústico.

Los arqueólogos descubrieron ahora no sólo que los filisteos eran cultos, sino que, además, podían manejar un alfabeto cuando llegaron, presumiblemente del mar Egeo, y se establecieron en la costa palestina hacia el año 1200 a. de C.

Hecho en casa

En las ruinas del puerto de Ascalón (Israel), los investigadores examinaron 19 piezas de cerámica y determinaron que sus inscripciones pintadas representan una forma de escritura. Algunos de los jarros fueron inscritos en alguna otra parte, probablemente en Chipre y Creta. Los primeros colonos los llevaron a Ascalón. Es especialmente importante que uno de los jarros fue hecho con greda local, lo que significa que los escribas filisteos estaban trabajando en su nueva casa.

El hallazgo lo describen en la última edición del "Israel Exploration Journal" dos profesores de Harvard, Frank Moore Cross Jr. y Lawrence E. Stager. Cross es una autoridad en idiomas y escritura del Medio Oriente. Stager, un arqueólogo, es director del proyecto de Harvard denominado Expedición Leon Levy a Ascalón.

En el informe, los dos investigadores dicen que las inscripciones "revelan, por primera vez, evidencias convincentes de que los primeros filisteos eran capaces de leer y escribir en un idioma no semítico indescifrado".

Cross y Stager son enfáticos acerca de la inscripción pintada en rojo en el jarro hecho de cerámica local. "No es muy audaz proponer que la inscripción está hecha en una forma de escritura chipriota-minoica utilizada y modificada por los filisteos", escriben, sugiriendo que se trata de la escritura filistea antigua.

Pueblos de Mar

Cross dijo que varios signos de las inscripciones de Ascalón "calzan con la chipriota-minoica", en particular de artefactos recuperados en sitios de Chipre y de Ugarit (Siria). "No podemos leer la inscripción, y eso también es cierto en el caso de la escritura chipriota-minoica encontrada en Chipre", dijo Cross. "Necesitaremos muchas más muestras antes de que podamos pensar en descifrarla".

Los dos investigadores y otros eruditos dijeron que no era sorprendente que las inscripciones de Ascalón estuvieran en el tipo egeo de escritura.

Goliat para siempre

Se supone que los filisteos bíblicos eran parte de un grupo de misteriosos Pueblos de Mar que probablemente se originaron en las islas griegas y que migraron a varios lugares en las costas orientales del Mediterráneo.

"No tenemos ninguna evidencia directa de su escritura primitiva", dijo Lawrence E. Stager. "Sabíamos que ellos tenían pesos y medidas para comerciar, e incluso algún sistema de acuñación. De modo que habíamos supuesto que tenían algún sistema de escritura".

El jarro que hicieron en la zona tiene siete signos. Fue encontrado hace varios años bajo restos de una construcción de barro que no parecía posterior al año 1.000 a. de C. Después del siglo X a. de C., los filisteos tomaron la escritura y el alfabeto del hebreo antiguo de sus vecinos israelitas, el cual venía evolucionando de la escritura fenicia.

Para entonces, los filisteos y los israelitas habían estado en tal estrecho contacto, que ya parecían haber alcanzado algún grado de amistad, aunque la tradición nunca olvidó a Goliat como el filisteo malo.

John Noble Wilford (Diario El Mercurio)