2014 · 10 · 24 • Fuente: Noticias PIA

A pesar de la condena internacional, Israel construye nuevos asentamientos en Cisjordania

El régimen israelí anunció este jueves que construirá unas 1.600 nuevas viviendas para colonos en el este de Al Quds (Jerusalén este) a pesar de la protesta internacional creciente contra los proyectos de construcción ilegales.

Los medios israelíes afirman que el Comité de Jerusalén para la Planificación y la Construcción programó el nuevo proyecto de edificación de  los asentamientos en el barrio Haredi el martes. El nuevo plan se realiza a pesar de la generalizada condena global hacia las políticas de apropiación de tierras palestinas por parte de Israel. Además, las conversaciones lideradas por Estados Unidos entre Israel y la Autoridad Palestina han estado estancadas por este mismo tema.

En tanto, autoridades israelíes el jueves confiscaron unas cinco hectáreas de tierras palestinas cerca del bloque de asentamientos judíos de Ariel, en el norte de Cisjordania. Excavadoras israelíes empezaron arrasando las tierras agrícolas en la aldea palestina de Haris cerca del asentamiento Barqan el jueves, mientras que los pobladores locales dijeron que docenas de israelíes del asentamiento judío cercano vinieron para ayudar a destruir los campos.

La confiscación de tierras y la destrucción de las tierras agrícolas palestinas se dan el mismo día en que los funcionarios palestinos que trabajan en coordinación con el Comité Local contra el Muro del Apartheid israelí y los Asentamientos anunciaron que habían logrado salvar 15 hectáreas de tierra de la confiscación a pocos kilómetros de distancia, en la parte suroeste del bloque de asentamientos de Ariel.

Las tierras confiscadas se utilizan generalmente para la construcción de asentamientos sólo para judíos, mientras que además se usa el decomiso con frecuencia usa el pretexto de la seguridad de los asentamientos.

La presencia y la continua expansión de los asentamientos israelíes en la Palestina ocupada han creado un gran obstáculo en el camino de los esfuerzos por establecer la paz en Oriente Medio. Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y el este de Al Quds.

La ONU y la mayoría de los países consideran a los asentamientos israelíes como ilegales dado que los territorios fueron capturados por Israel en la guerra de 1967 y son, por tanto, sujetos a los Convenios de Ginebra, que prohíben la construcción en tierras ocupadas.

Por otro lado, las fuerzas israelíes han llevado a cabo redadas en las casas palestinas en Al-Quds, provocando a grupos de jóvenes palestinos que se enfrentaron con las tropas sionistas. Los enfrentamientos estallaron en el barrio de Silwan el miércoles entre jóvenes palestinos, policías israelíes y tropas del ejército.

La violencia estalló poco después de policías israelíes y soldados del ejército irrumpieron en las casas de los familiares de un conductor palestino de Silwan. Más temprano, los israelíes acusaron al conductor de haber embestido con su coche una parada de tren en Jerusalén este, matando a una niña e hiriendo a otros ocho. El conductor más tarde murió de las heridas sufridas cuando recibió disparos por parte de las fuerzas israelíes.

Fuente: Noticias PIA