2016 · 11 · 23 • Fuente: Amnistía Internacional

Amnistía Internacional: Retiren cargos contra defensor palestino de los derechos humanos

Las autoridades israelíes deben retirar todos los cargos formulados contra el defensor palestino de los derechos humanos Issa Amro, que podría ser condenado a prisión por su activismo pacífico, reconocido internacionalmente, contra los asentamientos ilegales de Israel en la ciudad de Hebrón, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

Issa Amro Fuente http://www.muslimpress.com

Está previsto que el juicio contra Issa Amro comience el 23 de noviembre ante el Tribunal Militar de Ofer, en la Cisjordania ocupada.

“La avalancha de cargos formulados contra Issa Amro no resiste un análisis riguroso. Aparentemente, en su determinación a silenciarlo y reprimir su trabajo por los derechos humanos, las autoridades israelíes incluso han reabierto un caso cerrado. De ser declarado culpable, consideraremos a Issa Amro preso de conciencia”, afirmó Magdalena Mughrabi, directora adjunta para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Además de retirar los cargos infundados y de motivación política presentados contra Issa Amro, las autoridades israelíes deben investigar sus denuncias de palizas bajo custodia, y la violencia física y verbal de que ha sido objeto a manos de los colonos, el ejército y la policía. Las personas que denuncian abusos contra los derechos humanos deben ser protegidas, no agredidas y hostigadas.”

Issa Amro es un defensor palestino de los derechos humanos que dirige en Hebrón el grupo Jóvenes contra los Asentamientos. Tanto él como su grupo están comprometidos con el activismo no violento contra los asentamientos ilegales de Hebrón y las restricciones discriminatorias impuestas a las personas palestinas por las autoridades israelíes en la ciudad.

Issa Amro documenta violaciones de derechos humanos en la ciudad, organiza protestas pacíficas y distribuye información sobre los asentamientos y la ocupación militar israelí a visitantes, periodistas y diplomáticos.

El 7 de junio de 2016 se presentaron 18 cargos contra Issa Amro en el Tribunal Militar de Ofer, algunos de los cuales se remontan a 2010. Los cargos van desde “insultar a un soldado” a “agresión”.

Algunos de ellos, como el de “participar en una marcha sin autorización”, no son delitos comunes reconocibles internacionalmente.

Uno de los cargos de agresión se refiere a un incidente ocurrido en una protesta el 20 de marzo de 2013, cuando Issa Amro ya había sido detenido y, por tanto, no estaba presente. Un vídeo grabado en el lugar de los hechos muestra claramente que el responsable del incidente, en el que se rompió la cámara de un colono, fue otro hombre.

La protesta fue pacífica y coincidió con la visita del presidente estadounidense Barack Obama a los Territorios Palestinos Ocupados. Los manifestantes llevaban máscaras con la cara de Obama y camisetas con la frase “I have a dream” (“Tengo un sueño” ), y ondearon la bandera palestina, actos que las autoridades consideraron políticos y, por tanto, delictivos.

Issa Amro dijo a Amnistía Internacional que se dio cuenta enseguida de que los cargos estaban motivados únicamente por su activismo, sobre todo porque muchos de ellos muy antiguos, y uno de los casos ya estaba cerrado. Su abogada, Gaby Lasky, dijo que era muy poco habitual que se reabriera un caso así y que la policía no había seguido los trámites establecidos para reabrirlo.

Un cargo del 8 de julio de 2013 se refiere a una conversación con un policía de fronteras en la que Issa Amro le pidió que le devolviera su documento de identidad después de que el policía se lo llevara para comprobar su identidad y lo tuvo media hora esperando. Issa contó que le dijo al policía:

“Quiero que me devuelva mi documento de identidad, no estoy en búsqueda, y si hubiera llamado para comprobarlo lo sabría. Pero no ha llamado, lo sé, no soy idiota.”

Según Issa Amro, aparentemente el policía entendió “eres idiota”, lo que se tradujo en otro cargo de “insultar a un soldado”. Issa Amro dijo que luego lo llevaron a la comisaría, donde un agente le dio unos golpes tan brutales en la espalda que todavía tenía que tomar medicación.

También dijo que los agentes no le permitieron ir al hospital hasta tres horas después y que se aseguraron de que fuera a un centro palestino para que no se divulgara en Israel la noticia de la paliza.

“Issa Amro es víctima de una campaña continua de hostigamiento y agresiones a manos del ejército y los colonos israelíes debido a su activismo. Su caso es representativo del clima de hostilidad creciente hacia los activistas que protestan contra los asentamientos, que son ilegales según el derecho internacional”, añadió Magdalena Mughrabi.

“Creemos que está procesado solamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y de reunión. Encarcelar a Issa Amro sería una burla a la justicia y silenciaría una importante voz crítica más en los Territorios Palestinos Ocupados.”

Información complementaria

Amnistía Internacional ha documentado una constante de ataques contra defensores y defensoras palestinos de los derechos humanos, como Issa Amro, en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (TPO). La escalada de actos de intimidación del gobierno y ataques y amenazas de colonos y otros agentes no estatales ha creado un entorno cada vez más peligroso para los activistas en Israel y los TPO.

Hebrón es una de las dos ciudades palestinas en los TPO que albergan en su interior asentamientos israelíes ilegales. Las autoridades israelíes han impuesto desde hace tiempo una serie de restricciones severas y profundamente discriminatorias a la circulación de los residentes palestinos de Hebrón que equivalen a un castigo colectivo. Es habitual que las fuerzas israelíes en Hebrón no impidan los ataques contra palestinos y palestinas a manos de los colonos, y casi nunca hacen rendir cuentas a los responsables.

Ver: Al banquillo, tras años de resistencia pacífica contra la ocupación israelí

Fuente: Amnistía Internacional