2017 · 03 · 17 • Fuente: Agencia EFE

Israel devolverá el cuerpo de atacante palestino abatido en un asentamiento

Las autoridades israelíes devolverán hoy el cuerpo de Saadi Mahmoud Ali Qaisiya, muerto hace más de dos semanas al ser abatido a tiros por un colono judío al que había apuñalado y herido en el asentamiento de Teneh Omarim, al sur del territorio palestino ocupado de Cisjordania.

El cadáver será entregado a la familia del palestino originario de Dahiriya, en Hebrón, que tiene previsto celebrar el funeral mañana, informó hoy la agencia de noticias Maan.

El pasado 1 de marzo Qaisiya se infiltro en la comunidad judía de Teneh Omarim, al sur de su aldea, "entró en una de las casas e hirió a un civil", señaló un comunicado militar y una portavoz castrense dijo que el atacante fue abatido y muerto por el civil israelí, que resultó herido.

En octubre de 2015 comenzó en la región una ola de ataques palestinos contra israelíes, en su mayoría con arma blanca, que provocó la muerte de 42 israelíes y cuatro personas de otras nacionalidades en poco más de un año.

Desde entonces también han muerto 250 palestinos y un jordano, más de dos tercios de ellos al tratar de cometer ataques o presuntos ataques y el resto en manifestaciones violentas y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes.

Durante este período, la devolución de los cuerpos se ha pospuesto en numerosos casos por semanas o meses y suele estar condicionada a la aceptación por parte de las familias de restricciones en el número de asistentes a los funerales bajo pena de sanciones.

Según informaron a Efe fuentes relacionadas con la familia, también se espera que hoy las autoridades israelíes entreguen el cuerpo de Basel al Araj, que mantienen bajo custodia desde que la semana pasada fue abatido a tiros en una operación de arresto de las fuerzas especiales israelíes en el centro de Ramala, durante la que se produjo un intercambio de fuego.

Una portavoz del Ejército israelí no confirmó ni desmintió a Efe la información, aunque aseguró que se están analizando los detalles de este caso.

Israel acusó a Al Araj de ser el cabecilla de una "célula terrorista" que planeaba ataques contra blancos israelíes.

Sin embargo, su muerte ha causado gran conmoción entre muchos palestinos que lo consideran un intelectual y un activista contra la ocupación israelí y rechazan la colaboración en materia de seguridad que existe entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) e Israel.

Este suceso ha motivado un gran descontento popular entre los palestinos y ha originado manifestaciones multitudinarias en las que se ha pedido la dimisión del presidente palestino, Mahmud Abás.

Fuente: Agencia EFE