2017 · 03 · 20 • Fuente: Agencia EFE

Relator sugiere respuestas más 'intensivas' para acabar con ocupación israelí

"Cincuenta años de ocupación es un periodo de tiempo intolerable", señaló el relator especial sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967, el canadiense Michael Lynk, en la presentación de su primer informe desde que asumió su mandato en mayo de 2016 a los países en un mensaje grabado dirigido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Un relator de la ONU pidió hoy a la comunidad internacional que considere el uso de instrumentos políticos, diplomáticos y jurídicos más "intensivos" para poner fin a 50 años de ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel, a la vista que otras estrategias no han tenido éxito.

"Cincuenta años de ocupación es un periodo de tiempo intolerable", señaló el relator especial sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967, el canadiense Michael Lynk, en la presentación de su primer informe desde que asumió su mandato en mayo de 2016 a los países en un mensaje grabado dirigido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Lynk, que no pudo viajar a Ginebra debido a una emergencia médica familiar, preguntó a la comunidad internacional si puede "admitir que los métodos tradicionales de la diplomacia que se han empleado durante este conflicto -resoluciones, conferencias, incentivos y una vigilancia intensa- han sido importantes pero al fin y al cabo inadecuados para poner fin de manera resoluta a esta ocupación".

"¿Podemos empezar a considerar si se requieren ahora instrumentos políticos, diplomáticos y jurídicos más intensivos que están a disposición de la comunidad internacional para hacer frente a la ocupación y hallar su rápida finalización?", preguntó el relator.

Lynk, quien dijo que no ha recibido autorización para visitar los territorios palestinos ocupados, ni se ha podido reunir con el representante especial de Israel ante la ONU, preguntó asimismo si los países pueden "comprometerse a que este año sea el último aniversario importante de esta ocupación".

Israel no se encontraba en la sala del Consejo para responder al informe, según dijo el presidente de este órgano, Alexander Maza.

El representante palestino, dijo que se trataba de "otra prueba de cómo Israel trata a la ONU y a sus mecanismos".

El relator especial afirmó que los asentamientos ilegales "han avanzado a un ritmo alarmante", al tiempo que ha habido un aumento "mesurable" de las demoliciones de viviendas palestinas en Cisjordania, incluido en Jerusalén Este.

Recordó que un mes después de la adopción de la resolución de la ONU que calificó de "violación flagrante" los asentamientos, Israel anunció la construcción de 6.000 nuevas viviendas en Cisjordania y en febrero legalizó 3.000 unidades y la confiscación de terrenos privados de palestinos.

"Al eliminar una de las únicas barreras legales internas a (la construcción de) asentamientos, Israel se aleja aún más del cumplimiento del Derecho internacional", dijo el relator.

En cuanto a las demoliciones en lo que va de año, a finales de enero pasado había un total de 105 demoliciones en el Área C en Cisjordania y 14 en Jerusalén Este, señaló en su informe.

En 2016 había 1.093 demoliciones en toda Cisjordania, incluida Jerusalén Este, la mayor cifra registrada por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU desde que comenzó a recoger datos en 2009.

También denunció el bloqueo por parte de Israel que desde hace diez años rige para Gaza, algo que representa "un castigo colectivo" que está prohibido por el Derecho internacional, y abogó por el levantamiento de esta medida, que no solo "socava" muchos derechos de los palestinos y restringe sus movimientos, sino que también provoca carencias en las infraestructuras y de abastecimientos.

El número de autorizaciones revocadas o denegadas a palestinos y personal humanitario ha aumentado en la segunda mitad del año pasado dijo Lynk, quien asimismo denunció la situación de los defensores palestinos de derechos humanos, así como la de los israelíes.

Fuente: Agencia EFE