2017 · 04 · 18 • Fuente: Agencia AFP

Israel 'no negociará' con los presos palestinos en huelga de hambre

Israel anunció este martes que "no negociará" con los más de 1,000 presos palestinos en huelga de hambre desde la víspera para exigir condiciones "dignas" de detención.

"La convocatoria de huelga de hambre es contraria al reglamento" de la prisión afirmó el ministro israelí de Seguridad interior, Gilad Erdan. "Son terroristas y asesinos encerrados que reciben lo que merecen y no tenemos razones para negociar con ellos", añadió a la radio militar.

Unos 1.300 palestinos, según la Autoridad palestina, detenidos en las prisiones israelíes iniciaron el lunes una huelga de hambre colectiva, un movimiento de protesta inédito desde hace años lanzado por Marwan Barghuthi, líder de la segunda Intifada y condenado a cadena perpetua.

Los presos pertenecen a todos los movimientos políticos palestinos, desde el Fatah del presidente Mahmud Abas y de su gran rival Marwan Barghuthi, hasta los partidos de izquierda, pasando por el Hamas islamista que saludó a los "valerosos prisioneros" huelguistas.

Esta huelga de hambre pretende "acabar con los abusos" de la administración penitenciaria israelí, indicó Barghuthi, en una tribuna enviada al diario estadounidense The New York Times desde su prisión de Hadarim, en el norte de Israel.

Como represalia, fue puesto en aislamiento en otra cárcel, según el ministro Erdan.

'Sancionar a los huelguistas'

Un portavoz de la administración penitenciaria israelí confirmó que "cerca de 1,100 prisioneros" estaban en huelga de hambre desde el lunes y que sus servicios seguirán "sancionando a los huelguistas".

Marwan Barghuthi, gran rival del presidente Mahmud Abas dentro del partido Al Fatah y a menudo líder en las encuestas sobre una hipotética elección presidencial palestina, organizó este movimiento.

Los prisioneros piden, entre otras cosas, teléfonos públicos en las cárceles, derechos de visita ampliados, el fin de las "negligencias médicas" y del régimen de aislamiento, así como el acceso a los canales de televisión y al aire acondicionado.

La presidencia palestina instó al gobierno israelí a responder a estas demandas por "la libertad y la dignidad de los presos".

Pero el ministro israelí de Inteligencia Israel Katz abogó en Twitter en favor de la "pena de muerte para los terroristas" y denunció que un "repugnante asesino como Barghuthi hace huelga para mejorar sus condiciones de detención mientras que los familiares de sus víctimas recuerdan y sufren".

Barghuthi purga cinco penas de cadena perpetua por sangrientos atentados cometidos durante la segunda Intifada (2000-2005).

La última huelga masiva en las prisiones israelíes se remonta a febrero de 2013, cuando 3,000 palestinos se negaron a alimentarse, durante un día, para protestar contra la muerte en prisión de un preso palestino.

Entre los 6.500 palestinos actualmente encarcelados en Israel figuran 62 mujeres y 300 menores de edad. Cerca de 500 de ellos se encuentran bajo el régimen extrajudicial de la detención administrativa que permite una encarcelación sin proceso ni acusación. Además, hay también 13 diputados palestinos presos.

El tema de los presos es crucial para los palestinos. Unos 850,000 palestinos en total han sido encarcelados desde  1967 y la ocupación de los Territorios palestinos, según sus dirigentes.

Cada familia, repiten regularmente responsables palestinos,  tiene al menos a un miembro en detención o que pasó por la prisión. Hasta tal punto que cada año desde 1974, el 17 abril es jornada nacional de movilización en favor de los presos.

Fuente: Agencia AFP