2017 · 06 · 13 • Fuente: Rodrigo Piedra, Indie Hoy

Grupos a favor de Palestina condenan las declaraciones de Thom Yorke

Varias organizaciones a favor de Palestina condenaron públicamente a Thom Yorke por haber dicho que los llamados para que Radiohead cancele el concierto en Israel era “condescendiente” y “ofensivo”.

Foto: Matías Altbach

Varias organizaciones a favor de Palestina condenaron públicamente a Thom Yorke por haber dicho que los llamados para que Radiohead cancele el concierto en Israel era “condescendiente” y “ofensivo”. El director de cine Ken Loach, uno de los 1200 artistas que firmaron la petición en contra del show, publicó un comunicado mediante la organización Artists for Palestine UK:

“La de Thom es una elección simple: ¿estará del lado del opresor o de los oprimidos?”

La organización lamentó la decisión de Yorke, remarcando que no logra ver que “la banda va a tocar en una situación colonial”.

Como Roger Waters, tanto Artists for Palestine UK como Radiohead Fans for Palestine ponen en juicio la declaración de Yorke en la que dijo que los firmantes eligieron “tirar mierda a la banda en público, en vez de tomar parte con ellos, personalmente”. En una carta abierta, Seamus O’Brolchain de Radiohead Fans for Palestine escribió: “Les escribimos cartas, gentilmente tratamos de hacérsela llegar a un miembro de la banda en un evento público, llamamos a sus agentes y publicistas y nos ignoraron”.

En esa carta, la organización discute las palabras de Yorke cuando declaró que “la persona que más sabe sobre estas cosas es Jonny Greenwood. Tiene amigos palestinos e israelíes y una esposa judía”. Como respuesta, la organización escribió:

“Los palestinos que lean los comentarios de Yorke se preguntarán si sabe algo sobre la desposesión y exilio forzado, y sobre cómo es vivir bajo una ocupación militar. No menciona a los palestinos más que a los ‘amigos’ de Jonny Greenwood. Muchos de nosotros tenemos ‘amigos palestinos’, Thom. Eso no quiere decir que nosotros pensemos que está bien tocar en un estadio construido en las ruinas de una villa palestina”.

Por su parte, Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel excribió:

"Thom Yorke tiene razón en una cosa: Los boycotts para ayudar a comunidades oprimidas luchando por sus derechos son efectivamente 'divisivos'. En boycotts como el de Montgomery y Sudáfrica, los que siguieron haciendo negocios con los opresores fueron apartados de aquellos que decidieron estar al lado correcto de la historia, con los derechos de los oprimidos ¿Dónde se va a parar Radiohead?".

Incluso los 'Fanáticos de Radiohead por Palestina' le escribieron a su banda favorita para disuadirlos de su decisión:

"Exigir que la gente no te diga qué pensar es puro privilegio. No quieres ser criticado por tus decisiones. Bueno, Thom, estás en la banda más grande del planeta y te has vuelto bastante rico por eso. Has sido vocalmente político a lo largo de los años ¿Ahora quieres el derecho de hacer lo que quieras sin ser criticado? De nuevo, eso es puro privilegio... Aparentemente crees que el llamado al boycott viene de un grupo de artistas en vez de la sociedad civil de Palestina. Es la gente de Palestina la que te ha pedido sumarte al boycott, y es a ellos a quien tienes que responderle".

A su vez, Ben Jamal de la Palestine Solidarity Campaign escribió el siguiente comunicado:

"Es triste que Thom Yorke se sienta insultado por la unión de sus compañeros músicos y la sociedad civil de Palestina para pedirle respetuosamente que no toque en Israel. Nunca hace referencia al por qué le están pidiendo esto: Un sistema de apartheid arraigado y la ocupación del lado este de Jerusalém que entro en su año 51. Acusa a veteranos sudafricanos del movimiento anti-apartheid, como el reverendo Desmond Tutu, de usar la palabra 'apartheid' a la ligera. Si Radiohead realmente cree que los palestinos no entienden la naturaleza de su propia opresión y de la respuesta adecuada para esta, deberían reunirse con sus dirigentes cara a cara para explicarles cómo llegaron a esta conclusión".

Varios músicos se han organizado en contra de Israel. Brian Eno prohibió el uso de su música por parte de una compañía de danza israelí después de que se diera a conocer de que la embajada israelí era uno de los sponsors. Waters firmó una petición en noviembre pidiéndole a los Chemical Brothers que cancelen su show en Tel Aviv. La petición contra Radiohead ya tiene firmas de Thurston Moore, Tunde Adebimpe de TV on the Radio, entre otros.

Lo cierto es que Radiohead definitivamente no ha visto el último capítulo de esta polémica. Habrá que ver si siguen adelante con su plan.

Información adicional de SonarFM (blog) 

Ver: ¿Por qué los grupos Pro-Palestina están enfrentándose a Thom Yorke de Radiohead?

 

Fuente: Rodrigo Piedra, Indie Hoy