2017 · 06 · 13 • Fuente: Agencia EFE

Netanyahu asegura que Israel no quiere aumentar la tensión en Gaza

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró hoy que su país "no está interesado en una intensificación" de la tensión en la región, a propósito de la crisis generada por la escasez de suministro eléctrico en Gaza.

"En los últimos días he escuchado explicaciones erróneas sobre el tema de la electricidad en Gaza. Necesita entenderse que esta cuestión está sujeta a un desacuerdo entre la Autoridad (Nacional) Palestina (ANP) y Hamás", el grupo islamista que controla la franja, señaló Netanyahu en un comunicado difundido por su oficina.

En dicha nota, Netanyahu expone que Hamás le pide a la ANP que se haga cargo de la factura de la electricidad del enclave "y esta se niegan a hacerlo. Es una discusión interna palestina".

"En cualquier caso, me gustaría aclarar que Israel no tiene ningún interés en una intensificación (de las tensiones) y cualquier análisis que diga lo contrario está equivocado".

No obstante, Netanyahu que Israel está interesado en mantener la seguridad y que la política en torno a esa cuestión "no va a cambiar".

El diario israelí Haaretz se hizo eco ayer, lunes, de la decisión del Gobierno de Israel de atender a la petición del presidente palestino, Mahmud Abás, de recortar en un 40% el pago de la luz, lo que provoca en Gaza cortes de electricidad de más de 14 horas al día, una medida que se interpreta como una forma de presión de la ANP contra Hamás.

La agencia de noticias palestina, Maan, informó hoy de la acusación del portavoz del Gobierno palestino, Yusef al Mahmud, contra Hamás, a quien responsabilizaba de la crisis energética porque "han recaudado cuotas para electricidad desde 2007 sin depositarlas en la tesorería del gobierno".

En ese sentido, sostuvo que el Gobierno palestino está comprometido con el pago mensual a Israel de cerca de 7 millones de dólares para el suministro eléctrico en Gaza, pero la Compañía de Distribución Eléctrica allí debe hacer frente el coste restante, estimado en 10 millones más.

Fuente: Agencia EFE