2017 · 06 · 15 • Fuente: Sputnik Mundo

Palestina examina con Rusia suministros de petróleo y derivados

Palestina y Rusia mantienen negociaciones sobre los futuros suministros de petróleo ruso y sus derivados, informó el embajador palestino, Abdel Hafiz Nofal, en una entrevista con Sputnik.

"Trabajamos en un proyecto de suministros de petróleo ruso y de sus derivados a Palestina en sustitución de las entregas israelíes", dijo.

El diplomático indicó que este proyecto se analizó durante una visita del presidente palestino, Mahmud Abás, a Rusia.

"De momento se examina una serie de detalles y esperamos lograr resultados importantes lo más pronto posible", agregó el responsable de la misión diplomática palestina al apuntar que se trata de "un asunto complicado debido a la posición de Israel y otros factores que también se deben considerar".

El embajador señaló que "las buenas e históricamente cordiales relaciones" entre Palestina y Rusia deben traducirse en una estrecha cooperación económica.

Este tema, añadió, se abordó también "en el marco de la segunda reunión de la comisión intergubernamental sobre la cooperación económica y comercial en Moscú".

"Prometo que trabajaré para fortalecer estas relaciones", enfatizó el alto diplomático.

Asimismo, el embajador declaró que Palestina valora altamente la decisión de Moscú de no trasladar su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén mientras los israelíes y los palestinos no logren coordinar definitivamente el estatus de esta última ciudad.

El estatus indefinido de Jerusalén y el carácter sensible de este problema para el mundo árabe-musulmán obligó al presidente de EEUU, Donald Trump, a incumplir su promesa electoral y aplazar al menos por medio año el traslado de la misión diplomática que actualmente se encuentra en Tel Aviv.

El ministro para Asuntos de Jerusalén y el Patrimonio Nacional de Israel, Zeyev Elkin, instó el 8 de junio a Rusia a aprovechar esta situación y convertirse en el primer país del mundo que traslade su embajada a Jerusalén.

El Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en relación con eso recordó que Moscú hizo una declaración oficial el 6 de abril de 2017 en que confirmó su apoyo a la solución del conflicto cuyo resultado sería la existencia de dos Estados, Israel y Palestina.

Tras agradecer esta decisión a las autoridades de Rusia, el embajador dijo: "Valoramos altamente la posición rusa de tener su embajada en Tel Aviv hasta que no se cumpla la decisión de crear el Estado palestino con las fronteras de 1967 y con capital en Jerusalén del Este".

Además señaló que el traslado de la embajada rusa a Jerusalén es un problema de importancia secundaria y que lo principal consiste en que los israelíes reconozcan a Palestina con las fronteras de 1967 y con capital en Jerusalén del Este.

"Los palestinos a menudo decimos que Jerusalén debe convertirse en una ciudad abierta para todo el mundo, para los cristianos, los musulmanes y los judíos, abierta también en los aspectos político y económico, lo cual será posible solo después de que Israel reconozca el derecho de Palestina a la autodeterminación", recalcó el diplomático agregando que "tras eso no habrá ningún problema".

Visita de una delegación rusa a Palestina

Palestina confía en que una delegación de alto nivel de Rusia viaje en un futuro cercano a ese país árabe, declaró el diplomático.

"En un futuro próximo, es posible que en agosto, una delegación de nivel estatal visite Palestina, estará formada por varios representantes de instituciones públicas, ministerios y compañías privadas de Rusia", dijo el diplomático.

En cuanto a los ámbitos donde los dos países podrían fortalecer la cooperación, Nofal destacó el de turismo.

"Estamos trabajando para celebrar este año en Moscú una conferencia para ampliar la presencia de Rusia en el mercado turístico de Palestina", apuntó.

Destacó que "hay posibilidades" para conseguirlo y confió en poder obtener los resultados en breve.

Nofal dijo, además, que la creación de zonas económicas especiales en Palestina permitiría a Rusia vender sus productos a otros países de la región a través del territorio palestino.

"Actualmente se trata no solo de actividades conjuntas, sino también de la construcción en Rusia de dos plantas farmacéuticas (…), en el territorio de Palestina se puede construir una planta rusa de medicamentos que no se producen en Palestina ni en la región, y que podría abastecer no solo a Palestina, sino a los países vecinos", agregó Nofal. 

Fuente: Sputnik Mundo