2018 · 04 · 20 • Fuente: RTVE.es

La Gran Marcha del Retorno en Gaza deja ya más de 500 heridos con 'secuelas de por vida', según MSF

La ONG alerta de que el número de heridos en abril supera a los de todo 2014. Desde el 30 de marzo, 37 personas han muerto en las protestas de los viernes. Sana, una joven palestina: "Morir es mucho mejor que la vida en Gaza". Este viernes, cuatro palestinos han muerto en enfrentamientos con el Ejército israelí

Los más de 500 heridos en las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno en la Franja de Gaza presentan heridas de bala "inusualmente graves y de consecuencias devastadoras", según ha denunciado la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) este viernes. 

La organización alerta de que, desde que dieran comienzo las protestas el pasado 1 de abril, el 95% de los pacientes atendidos tenía heridas en las piernas, por lo que la mayoría podría quedar discapacitada físicamente a largo plazo o toda la vida. Este mismo viernes, dos palestinos han muerto en la Franja, las víctimas número 36 y 37 en las últimas tres semanas, según datos oficiales del Ministerio de Salud de Gaza. 

Morir como una heroína es mucho mejor que la vida que tenemos en Gaza

La ONG advierte de que la escalada de tensión del conflicto entre Palestina e Israel ha hecho que el número de pacientes atendidos solo en abril supere a la cifra de personas asistidas por MSF en todo 2014. Muchos tendrán secuelas de por vida, mientras que otros, como la joven Sana, de 30 años, no ven otra solución al conflicto que la propia muerte: "Morir como una heroína es mucho mejor que la vida que tenemos en Gaza", explica desde la clínica donde le atienden las heridas en su pierna.

Sana (d), la palestina que quiere morir en la Franja de Gaza, junto a su madre

 Sana (d), la palestina que quiere morir en la Franja de Gaza, junto a su madre

Heridas "de nivel extremo de destrucción"

La mayoría de los pacientes, principalmente hombres jóvenes en la veintena, tienen lesiones que incluyen "un nivel extremo de destrucción de huesos y tejidos blandos", y también grandes heridas "hasta del tamaño de un puño".

"Estas impresionantes lesiones son obviamente díficiles de reparar y a menudo requerirán injertos. En la mitad de los heridos que hemos recibido en nuestras clínicas de atención posoperatoria, la bala ha alcanzado el hueso, causando fracturas en múltiples fragmentos, lo que significa que el hueso se ha convertido literalmente en polvo", explica el cirujano de MSF en Gaza, Thierry Saucier. 

¿Qué pasó? ¿Qué hice mal para que me disparen?

Los proyectiles también han provocado casos de desgarros múltiples e irregularidades en la piel, tendones, músculos, nervis y arterias. "Cuando se trata de una lesión arterial, hay un riesgo inmediato que pone en peligro la vida, así como una desvitalización de las extremidades y, por lo tanto, a menudo una amputación", añade Saucier.

Es el caso de Jameel, que considera "un milagro" haber salvado su vida, ya que el disparo le seccionó la herida. Ahora, a la espera de una segunda cirugía, no puede caminar ni bajar la pierna, y no ha vuelto a la frontera desde entonces. Él solo quería observar y asegura que no estaba participando en la protesta. Sin embargo, no puede evitar recordar la escena: ¿Qué pasó? ¿Qué hice mal para que me disparen?", se pregunta.

Las protestas y los enfrentamientos vuelven a Gaza

Las protestas y los enfrentamientos vuelven a Gaza

Secuelas del conflicto para toda la vida

La gravedad de las heridas supone "cirugía adicional y un largo proceso de fisioterapia y rehabilitación", por lo que temen que muchos queden con "secuelas de por vida", o que sufran amputaciones "si no reciben la atención adecuada en Gaza", informa Médicos Sin Fronteras.

Pero también la violencia podría truncar la vida de los jóvenes, como el pequeño Yahya, de 11 años, que solo quería ver el paisaje al otro lado de la valla y recibió un disparo que le impide caminar, al menos, durante los próximos seis meses. "No creo que sea demasiado joven para haber resultado herido. Puedo soportar el dolor y la tristeza, como todas las demás personas en Gaza que han herido con los disparos", relata desde la clínica de MSF en Beit Lahia. "Ya sabes, lo único que hace a los israelíes más fuertes que nosotros son sus armas", asevera.

Lo único que hace a los israelíes más fuertes que nosotros son sus armas

La atención a los heridos se complica por la falta de recursos en la Franja, entre ellos la energía, que obligó al cierre de varios hospitales en enero. Para hacer frente al aumento de heridos, MSF ha reforzado su presencia con más personal sanitario, que trabaja junto a médicos palestinos en los hospitales Al Shifa y Al Aqsa. 

Yahya, el joven que solo quería ver el otro lado de la valla en Gaza

Al menos cuatro muertos y cien heridos este viernes

Cuatro palestinos han muerto por disparos del Ejército israelí en las protestas de la Gran Marcha del Retorno convocadas junto a la frontera de Gaza con Israel, en las que casi un centenar de personas han resultado heridas de bala, han informado fuentes médicas palestinas.

Además, los servicios médicos han atendido a 445 personas, 96 de ellas por herida de bala y el resto por balas recubiertas de goma, caídas o intoxicación por inhalación de gas lacrimógeno.

El Ejército israelí ha informado en un comunicado que desde la mañana "se han producido disturbios en cinco puntos junto a la frontera con la Franja de Gaza". "Unos tres mil palestinos han participado en los disturbios, al intentar aproximarse a las infraestructuras de seguridad, cerca de las cuales han quemado neumáticos y han tratado de volar cometas que llevaban adosados artefactos inflamables". Varias de esas cometas "cruzaron a Israel", donde ha sido destruidas, ha añadido el Ejército israelí.

Las tropas israelíes apostadas en la zona "están respondiendo con medios antidisturbios y disparan de acuerdo con las reglas para abrir fuego", ha señalado el comunicado militar.

El Ejército israelí había advertido a los gazatiés con panfletos lanzados desde aviones para que no se acercasen ni dañasen la valla: "Evitad usar armas y cometer actos violentos contra las tropas de seguridad israelíes y ciudadanos. [...] El Ejército operará contra todo intento terrorista hacia la verja, sus componentes y otras equipaciones". Israel, que considera que el movimiento islamista Hamás está detrás de las protestas para "atentar", insiste en que no tolerará que nadie se acerque a menos de 300 metros de la valla.Para todos los públicos

Fuente: RTVE.es