2018 · 06 · 11 • Fuente: Eugenio García Gascón, Blog Público - España

Irresponsabilidad de Europa

El viernes el Canal 2 de la televisión hebrea reveló que Federica Mogherini cancelaba una visita que tenía que hacer a Israel para participar en un acto a celebrar en Jerusalén.

El Canal 2 dijo que la responsable de la política exterior europea había solicitado una reunión con Benjamín Netanyahu y este le había dicho que tenía una agenda muy cargada y no disponía de tiempo para verla.

Ese fue el motivo de la cancelación del viaje, añadió el Canal 2.

Es sumamente preocupante la actitud de la Unión Europea con respecto a Oriente Próximo, y en especial con respecto al conflicto entre Israel y los palestinos.

No se deben achacar los reveses que ha protagonizado Bruselas desde hace muchos años a Mogherini en particular puesto que sus predecesores en el cargo han hecho lo mismo, y de esa manera todos han contribuido a que Oriente Próximo esté como está.

Además, los dirigientes europeos como Angela Merkel, Emmanuel Macron o Theresa May, han frenado cualquier intento de resolver el conflicto, a pesar de que públicamente dicen lo contrario.

Pero ni siquiera se debe achacar a esos tres mandatarios los problemas de la región, ya que sus predecesores han hecho lo mismo también.

La irresponsabilidad de la Unión Europea ha sido enorme, está siendo enorme, y aunque Mogherini dé una pataleta porque Netanyahu no la reciba, eso no cambia en nada la situación.

Los funcionarios europeos relacionados con el conflicto con los palestinos no sirven para nada, o mejor, sirven para empeorar la situación, de manera que lo mejor que podrían hacer es dimitir. No tiene sentido que se mantengan en sus cargos puesto que esto simplemente pone en evidencia su irresponsabilidad.

En ese conflicto es necesario que se adopten medidas drásticas inmediatamente. Si no se adoptan, la situación va a empeorar más y Mogherini y los demás irresponsables de Bruselas van a ser los responsables de ese deterioro, un deterioro que avanza desde hace un cuarto de siglo ante la pasividad de Bruselas.

Fuente: Eugenio García Gascón, Blog Público - España