2018 · 07 · 11 • Fuente: Juventud Rebelde

Israel corta suministros a Gaza tras años de matanzas y asfixia

La clausura del puesto fronterizo de Kerem Shalom solo permitirá el paso de suministros humanitarios, como alimentos, medicinas y combustible

Benjamin Netanyahu impuso a partir de este martes severas medidas contra la población palestina de Gaza, entre ellas el cierre del principal cruce comercial de Gaza desde la ofensiva israelí de 2014.

La clausura del puesto fronterizo de Kerem Shalom solo permitirá el paso de suministros humanitarios, como alimentos, medicinas y combustible, pero con un estricto control de pases otorgados de manera individual por las autoridades militares, informó el diario Jerusalem Post.

Nickolay Mladenov, coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Medio Oriente, expresó su preocupación por la decisión de Israel de detener el flujo de bienes comerciales hacia la Franja de Gaza a través del cruce de Kerem Shalom y subrayó que pudiera intensificar su conflicto con Hamas.

«Todos deben retirarse de la trayectoria de confrontación y escalada», dijo el martes en respuesta a la decisión del primer ministro Benjamin Netanyahu de emitir las restricciones más duras en el cruce comercial.

Israel ha impuesto desde hace más de diez años un bloqueo aéreo y naval sobre Gaza, además, carece de un puerto marítimo lo suficientemente grande como para atracar los buques de carga.

Todos los suministros a Gaza, comerciales y de otro tipo, deben por lo tanto ingresar por tierra, subrayaron las fuentes.

Las nuevas medidas punitivas anunciadas por Netanyahu pretenden castigar a jóvenes de Gaza —que Israel identifica como miembros de Hamas—, quienes empinan papalotes con bolsas de líquidos inflamables en la cola para hacerlos caer e incendiar sembrados de colonos sionistas que usurpan sus tierras desde hace siete décadas.

Hace cuatro años, entre el 8 de julio y el 26 de agosto de 2014, Israel lanzó una de las ofensivas militares más mortíferas contra la Franja de Gaza en su historia reciente, que dejó 2 251 personas asesinadas y más de 11 000 heridos, según fuentes palestinas y de la ONU.

Durante la agresión, Israel lanzó unos 6 000 ataques aéreos a lo largo de los 365 km2 del territorio gazatí, los cuales provocaron el desplazamiento de unas 500 000 personas, recordó el Palestina Libre.

Cuatro años después, Gaza todavía es objeto de intensos ataques por parte de Israel, además de un recrudecimiento del duro bloqueo económico al que viene estando sujeta la Franja desde hace 11 años.

Fuente: Juventud Rebelde