2018 · 08 · 09 • Fuente: Agencia EFE

Activista de la Flotilla detenido en Israel: 'Fue un abordaje militar'

El activista de la Flotilla de la Libertad Francisco Canales ha denunciado hoy el "abordaje militar" al que fue sometido su barco por parte de las autoridades de Israel, a las que ha acusado de "haber jugado con la psicología" de sus compañeros y de haber intentado "romperles el ánimo".

El activista atiende a los medios a su llegada al aeropuerto de Barajas. / EFE/FERNANDO VILLAR

"La estancia en la prisión ha sido bastante dura. Han jugado con nuestra psicología, no nos dejaban dormir, nos cortaban el sueño. Nos pusieron en un ala independiente completamente aislados en las peores condiciones que había en la cárcel, que ya de por sí eran malas", ha relatado a los periodistas el concejal de Alájar (Huelva) a su llegada al aeropuerto de Barajas.

Canales es uno de los diez activistas, de los doce que viajaban a bordo del barco Freedom, que permanecían retenidos en el centro de Guivón para inmigrantes en situación irregular, en la ciudad de Ramle, al sur de Tel Aviv, tras negarse a su deportación voluntaria.

De hecho, desde el día de su captura las autoridades israelíes han "estado presionando" para que firmaran un documento como inmigrantes ilegales, algo que rechazaron porque fueron arrestados en aguas internacionales, ha argumentado Canales y ha añadido: "Todo el tiempo han intentado rompernos el ánimo para que cediéramos".

"El momento de la captura fue de muchos nervios porque fue un acto militar con siete barcos", ha destacado el edil. "Estaban muy preparados, iban a conciencia, ha sido un abordaje en todo el sentido (del término)", ha añadido.

Otro dispositivo militar les aguardaba en el puerto, con más de 300 militares desplegados que procedieron a realizarles distintos registros, en los que su afán era intervenir "tarjetas de teléfonos y fotografías".

Por todo ello, de esta experiencia se ha traído "la sensación de un gobierno israelí muy prepotente y con una actitud militar muy avasalladora".

En el aeropuerto le esperaba el embajador de la Autoridad Nacional Palestina en España, Musa Amer Odeh, quien ha lamentado que "infelizmente los israelíes han confiscado los derechos humanos del pueblo palestino".

Amer Odeh ha pedido ayuda a la comunidad internacional porque Gaza es en estos momentos "la cárcel más grande del mundo, con dos millones de habitantes" que solo quieren sus "derechos, paz y justicia".

Sandra Barrilaro, portavoz de Rumbo a Gaza, ha confiado en que, de no lograr romper el bloqueo, la iniciativa sirva por lo menos para "llamar la atención de la comunidad internacional, que está siendo "cómplice de este castigo colectivo a todo un pueblo", al que ha querido enviar este mensaje: "El mundo no se olvida de vosotros".

La Flotilla de la Libertad, que comenzó sus actividades de desafío al bloqueo a Gaza en 2008 y desde entonces ha fletado más de treinta barcos -tres este año-, salió de Escandinavia a mediados de mayo y desde entonces se ha detenido en 28 puertos.

El pasado día 29 de julio, el Ejército de Israel interceptó el Al Awda con 22 pasajeros a bordo, entre los que se encontraban dos enfermeras españolas, Lucía Mazarrasa y Emilia Nacher, que fueron deportadas.

A bordo viajaba también la activista Zohair Chamberlain, de nacionalidad israelí y residente en España, que previsiblemente aterrizará en Madrid esta tarde.

Fuente: Agencia EFE