2019 · 01 · 21

Los palestinos denuncian una 'limpieza étnica' de Israel en Jerusalén Este

Israel pretende acabar con los colegios de la UNRWA en este territorio ocupado militarmente en 1967

La dirigente palestina Hanan Ashrawi ha denunciado la intención de Israel de perpetrar una "limpieza étnica" en Jerusalén Este en respuesta a la intención declarada israelí de revocar los permisos para las escuelas de la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina (UNRWA) en Jerusalén Este.

"Es una violación del Derecho Internacional y del Derecho Internacional Humanitario, ya que la voluntad de la comunidad internacional se expresa a través de las resoluciones de la ONU", ha argumentado Ashrawi en declaraciones recogidas por la agencia de noticias palestina Maan. "Los refugiados palestinos son víctimas de la limpieza étnica perpetrada por las fuerzas de Israel durante la creación de Israel", ha apostillado.

"Este plan se encuadra en una estrategia israelí más amplia que busca desplazar y reemplazar a la población palestina mediante una limpieza étnica y otros actos criminales para consolidar su régimen colonial", ha argumentado Ashrawi.

"La presencia de la UNRWA es legítima y bienvenida en Jerusalén y es anterior y de mayor rango que la ocupación militar israelí ilegal de la ciudad", ha agregado Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina.

Además, ha instado a todos los países a "asumir su responsabilidad y enfrentarse a esta destructiva campaña estadounidense-israelí". "Los Estados miembro de la ONU deben defender a la UNRWA y a los refugiados palestinos y la situación legal de Jerusalén", ha concluido.

El domingo la prensa israelí informó de que las autoridades israelíes tienen intención de revocar los permisos para las escuelas de la UNRWA, una organización afectada ya por la decisión de Estados Unidos de retirarle toda su financiación.

De acuerdo con las informaciones, el Consejo de Seguridad Nacional israelí hará efectiva la revocación a partir del próximo año escolar, y las escuelas afectadas pasarán a ser administradas por el municipio de Jerusalén, bajo el control del Ministerio de Educación de Israel.

El Consejo, de acuerdo con los medios israelíes, tomó la decisión durante la reunión que mantuvo el mes pasado para discutir la expulsión de UNRWA de Jerusalén Este, tras la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de eliminar los fondos estadounidenses.

Por el momento la UNRWA no ha recibido ninguna notificación oficial de las autoridades israelíes al respecto. "La presencia de la UNRWA en Jerusalén no es un regalo de Israel", ha argumentado desde el gabinete de prensa de la UNRWA Sami Meshasha en declaraciones a la agencia de noticias palestina Maan.

"Existen acuerdos bilaterales que obligan a Israel a respetar las instalaciones de la Agencia, su jurisdicción e inmunidad en Jerusalén. Además, Israel es firmante de la Convención de los Refugiados de 1946 y esa medida supondría un incumplimiento de dicha convención", ha argumentado.

La UNRWA dirige siete escuelas en dos campos de refugiados que se encuentran dentro de los límites municipales de Jerusalén y atiende a más de 3.000 estudiantes. Los palestinos de Jerusalén Este tienen tarjetas de residencia pero no de ciudadanía israelí y llevan décadas quejándose de que están siendo discriminados por las autoridades israelíes.

Israel ha presentado en las últimas fechas un plan económico para invertir en las zonas árabes de Jerusalén Este, aunque gran parte de la financiación de la educación está condicionada a la adopción del plan de estudios aprobado por el Ministerio de Educación israelí.

Ver: Israel cerrará las escuelas de la ONU en Jerusalén Ocupada

Fuente: Agencia Europa Press