2008 · 04 · 28 • Agencia Prensa Latina - México / Agencia EFE

Un tanque israelí asesina a familia en Franja de Gaza

Un ataque de tanques israelíes contra una localidad en la Franja de Gaza causó hoy la muerte de siete palestinos –cuatro de ellos niños- y una veintena de heridos, informaron fuentes médicas. Musab Abu Maateq, de un año, junto a sus hermanos Hana, de tres años, Rudeina, de cuatro, y Saleh, de cinco, han muerto mientras desayunaban con su madre en su casa de Beit Hanun. La incursión de los blindados fue contra la comunidad de Beit Hanun, una de las más atacadas por el ejército de Israel en el norte de la Franja.

Un ataque de tanques israelíes contra una localidad en la Franja de Gaza causó hoy la muerte de siete palestinos –cuatro de ellos niños- y una veintena de heridos, informaron fuentes médicas. Musab Abu Maateq, de un año, junto a sus hermanos Hana, de tres años, Rudeina, de cuatro, y Saleh, de cinco, han muerto mientras desayunaban con su madre en su casa de Beit Hanun.

La incursión de los blindados fue contra la comunidad de Beit Hanun, una de las más atacadas por el ejército de Israel en el norte de la Franja.

De acuerdo con las fuentes, los cuatro niños, todos hermanos, tenían edades de entre uno y siete años, y junto con ellos perdió la vida su madre cuando un proyectil impactó su vivienda.

El jefe del servicio de emergencias del Ministerio de Sanidad en este territorio, Moawiya Hasanien, amplió que los otros dos cadáveres identificados eran de integrantes de grupos de la resistencia palestina.

También en ese ataque sufrieron lesiones por lo menos seis civiles, acotó el funcionario.

Residentes en el lugar denunciaron que los atacantes dispararon con tanques durante la acción en la parte norte de la localidad, en una operación respaldada por otros vehículos artillados y helicópteros.

Un soldado israelí fue lesionado en un intercambio de disparos, lo cual rechaza un comunicado emitido por las Brigadas de Ezzedín al Kassam, de la Resistencia Islámica (Hamas), que dijo haber herido a tres de los asaltantes.

Desde junio pasado, cuando Hamas tomó el control de la Franja de Gaza, las operaciones del ejército israelí se multiplicaron contra ese territorio palestino, que posee fronteras además con Egipto y el Mar Mediterráneo.

El movimiento de la Resistencia Islámica no reconoce al Estado de Israel, cuya portavoz militar, comandante Avital Leibowitz, no amplió respecto a la muerte de los niños esta madrugada en Beit Hanun y se limitó a decir que se investiga lo ocurrido.

Como es su costumbre el ejército israelí inventa un nuevo argumento para justificar esta masacre

El Ejército israelí afirmó que la muerte de los civiles palestinos, entre ellos cuatro niños y su madre, de esta mañana en una vivienda de la localidad de Beit Hanún, en el norte de Gaza, se debió a la cercana explosión de artefactos portados por milicianos.

La jefa de la Oficina del Portavoz del Ejército israelí, comandante Avital Leibowitz, declaró a Efe que "la conclusión principal (de la investigación) es que la muerte de la familia fue causada por una explosión que se produjo tras un ataque de la aviación" israelí.

Aclaró que según la información e imágenes en poder del Ejército, la potente deflagración que siguió al ataque indica que los milicianos blancos del mismo portaban "una gran cantidad de explosivos y se encontraban muy cerca de la casa que finalmente colapsó" y en la que fallecieron la madre y sus hijos.

La portavoz manifestó que el "trágico resultado" de hoy pone de relieve que las facciones armadas palestinas "constantemente operan cerca de las casas de civiles, un indicador de que no discriminan entre objetivos hebreos o palestinos".

Según el jefe del servicio de emergencias del ministerio de Sanidad en Gaza, Moawiya Hasanin, los menores fallecidos tenían edades comprendidas entre uno y siete años, y perdieron la vida junto a su madre al impactar en su casa un proyectil disparado por un tanque israelí.

Otros dos muertos en el suceso eran militantes de grupos armados y entre los heridos del mismo, figuran seis civiles.

Agencia Prensa Latina - México / Agencia EFE