2008 · 07 · 10 • EcoDiario.es - Madrid, España

Varias zonas de Cisjordania no tienen agua corriente desde hace días

Algunas zonas de las mayores ciudades de Cisjordania como Jenin, Hebrón y Belén no tienen agua corriente desde hace un mes e incluso en partes de Ramala, en la que rara vez se producen cortes, no ha habido agua durante días en las últimas semanas, según los residentes. El agua es un recurso cada vez más escaso en Oriente Próximo y es uno de los temas centrales de cualquier acuerdo de paz entre palestinos e israelíes, pero las discusiones en torno a este tema son complejas. Israel controla muchos de los suministros de Cisjordania, bombea el agua desde un acuífero que tiende un puente sobre Israel y Cisjordania y lo vende nuevamente a los palestinos

Algunas zonas de las mayores ciudades de Cisjordania como Jenin, Hebrón y Belén no tienen agua corriente desde hace un mes e incluso en partes de Ramala, en la que rara vez se producen cortes, no ha habido agua durante días en las últimas semanas, según los residentes.

"No hemos tenido agua desde hace 40 días", asevera un habitante de Jenin, Mahmud Ibrahim. "Tenemos que comprar agua a los vendedores de la calle", añadió.

El agua es un recurso cada vez más escaso en Oriente Próximo y es uno de los temas centrales de cualquier acuerdo de paz entre palestinos e israelíes, pero las discusiones en torno a este tema son complejas.

Sequía y control israelí

"Israel controla nuestro suministro de agua, este año es incluso peor, ya que hay escasez de lluvias", afirmó el director de la Autoridad Palestina del Agua, Shaddad Attili, quien predijo una escasez grave en Cisjordania y en la Franja de Gaza este verano.

Mientras algunas partes de Cisjordania experimentan a menudo escasez veraniega, los residentes aseguran que el período seco se ha alargado este año debido a la brusca bajada de las precipitaciones.

Israel controla muchos de los suministros de Cisjordania, bombea el agua desde un acuífero que tiende un puente sobre Israel y Cisjordania y lo vende nuevamente a los palestinos, de acuerdo con una cuota que se alcanzó bajo los Acuerdos de Oslo firmados en 1993. Varios grupos defensores de los Derechos Humanos dicen que esta cuota no se ha incrementado de acuerdo con el crecimiento de la población palestina.

Israel también restringe la excavación de nuevos pozos por parte de los palestinos, alegando que es necesario para proteger los recursos de una sobreexplotación. "No podemos permitir que excaven donde quieran", manifestó el portavoz de la Autoridad Israelí del Agua, Uri Shani. Añadió que Israel ha mantenido las obligaciones contraídas en el acuerdo de Oslo mientras que los palestinos han fracasado en cumplir sus propios requisitos para reciclar el agua y que, además, no distribuyen agua de forma eficiente.

Crisis

Shani ha alertado esta semana de que el país deberá afrontar una escasez sin precedentes. "Nunca hemos tenido una crisis semejante", declaró Sani en una rueda de prensa esta semana, en la que anunció medidas para ahorrar agua y un aumento de los precios.

El Estado judío, con dos tercios de tierra árida, dijo que el Lago Tiberíades, la mayor reserva de Israel y un asentamiento estratégico, ha visto cómo se han reducido sus reservas debido a la sequía que sufre este país.

Por su parte, el palestino Attili aseguró que los palestinos consiguen cerca de 105 millones de metros cúbicos de sus pozos en Cisjordania, pozos construidos antes de que Israel ocupara el territorio en 1967. Los palestinos compran 50 millones de metros cúbicos anualmente a Israel y han pedido una cantidad adicional de 8 millones de metros cúbicos. Esta sequía significa que los pozos palestinos que no son tan profundos como los israelíes, se secarán rápidamente.

La ONG B'Tselem dijo que la sequía, junto con una distribución "injusta" de los recursos del agua causará una grave escasez en las zonas palestinas este año. El Comité Internacional de la Cruz Roja comenzó el mes pasado a distribuir agua en camiones a cerca de 1.000 personas y 50.000 animales en las zonas más afectadas de Cisjordania.

EcoDiario.es - Madrid, España