2009 · 01 · 19 • El Mundo - España

La ONU pide a Israel que abra los accesos a Gaza para socorrer a los enfermos

No se puede decir que el cese de las hostilidades en la Franja de Gaza, después de 22 días de bombardeos continuos y la posterior incursión terrestre por parte de Israel, sea una tregua propiamente dicha, puesto que no ha habido ningún acuerdo formal entre la potencia ocupante y el Movimiento de Resistencia Hamas. Ahora, la presión internacional sobre Israel pretende que su Gobierno —que ha obstaculizado sistemáticamente la prestación de ayuda humanitaria— permita el tránsito de personal y material de emergencia en los puntos fronterizos de Gaza. En medio de una llamada general de Naciones Unidas para procurar asistencia a una población sitiada, Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS, organismo dependiente de la ONU) deploró este lunes la situación sanitaria en Gaza y exigió la apertura de 'corredores humanitarios' para socorrer a los heridos.

No se puede decir que el cese de las hostilidades en la Franja de Gaza, después de 22 días de bombardeos continuos y la posterior incursión terrestre por parte de Israel, sea una tregua propiamente dicha, puesto que no ha habido ningún acuerdo formal entre la potencia ocupante y el Movimiento de Resistencia Islámico, Hamas, que gobierna en la Franja.

Sin embargo, el alto el fuego decidido por Tel Aviv y anunciado el pasado sábado, al que siguió otro alto el fuego por parte de Hamas, está permitiendo, tras la retirada parcial de las tropas israelíes, evaluar las consecuencias de la operación 'Plomo Sólido', al tiempo que se intenta avanzar en la asistencia a las víctimas de la ofensiva.

Ahora, la presión internacional sobre Israel pretende que su Gobierno —que ha obstaculizado sistemáticamente la prestación de ayuda humanitaria— permita el tránsito de personal y material de emergencia en los puntos fronterizos de Gaza.

Lo primero: atender a las víctimas

En medio de una llamada general de Naciones Unidas para procurar asistencia a una población sitiada, Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS, organismo dependiente de la ONU) deploró este lunes la situación sanitaria en Gaza y exigió la apertura de 'corredores humanitarios' para socorrer a los heridos.

"Estoy profundamente preocupada con la salud de la población civil en Gaza. Es una de las zonas más densamente pobladas del mundo. Los civiles fueron bloqueados en una zona de combate, en la línea de fuego, con ningún lugar donde huir para estar seguros", dijo Chan en el discurso de apertura del Consejo General de la OMS.

Chan recordó que, con una población de 1,5 millones de habitantes, Gaza cuenta con sólo 2.000 camas hospitalarias. "Las instalaciones han estado absolutamente desbordadas por las necesidades de los heridos. La plantilla médica está exhausta. Esta experiencia demuestra la absoluta necesidad de corredores seguros para evacuar a los heridos graves", reclamó la directora general.

"Hemos visto la absoluta necesidad de proteger a los civiles, pero también de mantener la seguridad de los trabajadores sanitarios, de las ambulancias y del material médico", agregó Chan.

Por todo ello, la directora general pidió que los cruces de frontera se abran más frecuentemente.

"Lamentablemente, estamos observando que, actualmente, se dan las condiciones perfectas para que surjan brotes de enfermedades transmisibles". "Una emergencia sanitaria en las condiciones actuales sería otra grave crisis sanitaria, que no debería ocurrir", concluyó Chan.

Evaluación sobre el terreno

Como es habitual en toda emergencia sanitaria, máxime en un escenario bélico, equipos de expertos de la ONU realizan ya una evaluación preliminar de los daños ocasionados por la ofensiva militar israelí en Gaza, con el objetivo de calcular los recursos necesarios a medio y largo plazo para la reconstrucción de la franja.

Ahmad Fawzi, portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró desde Kuwait, donde empezó una reunión económica de la Liga Árabe, que las conclusiones de estas evaluaciones estarán listas dentro de tres semanas.

Fawzi añadió que, una vez concluida esta fase, Naciones Unidas hará un llamamiento de ayuda internacional para la franja de Gaza. "Es necesario ofrecer toda la asistencia que requiere la sociedad de Gaza. Ya se habla de una conferencia de donantes y esperamos que dentro de un mes podamos convocar a la comunidad internacional para ayudar a los palestinos a rehacer sus vidas", dijo.

Además de las ONU, otra de las organizaciones implicadas en la investigación de lo sucedido en Gaza durante las tres semanas en las que Israel ha estado atacando la Franja (sin permitir la presencia de periodistas internacionales o israelíes) es Amnistía Internacional. Una de sus primeras conclusiones es que el Ejército israelí ha utilizado de forma "indiscriminada" fósforo blanco (un material con doble uso, como material incandescente para señalar objetivos y como armamento químico que abrasa a las víctimas a las que alcanza) contra la población de Gaza, lo que ha calificado de "crimen de guerra".

El difícil retorno de los refugiados

Entretanto, y mientras avanza el plazo de siete días dado por Hamas a Israel para que sus tropas salgan del territorio palestino bajo su control (Cisjordania es gestionada por su formación rival, Al Fatah), el portavoz de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA, según sus siglas en inglés), Christopher Gunnes, dijo que entre 5.000 y 6.000 palestinos han salido de las instalaciones de Naciones Unidas en Gaza para volver a casa.

Gunnes señaló que estos ciudadanos han dejado atrás estos "refugios" —que Israel ha considerado y atacado como objetivos militares en varias ocasiones— para comprobar el estado de sus casas y que "muchos han regresado [a los refugios de la ONU] por encontrar sus viviendas totalmente destruidas o inhabitables".

Alrededor de 50.000 palestinos residen aún en 50 albergues de la ONU, y una de las prioridades de UNRWA, dijo el portavoz, es satisfacer sus necesidades básicas hasta que puedan volver a casa.

Por otro lado, Gunnes denunció que el envío de ayuda humanitaria a Gaza es insuficiente a pesar del alto el fuego declarado por Israel y Hamás.

El portavoz de UNRWA reiteró la petición del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de que Israel abra las fronteras para que lleguen suministros humanitarios a la franja, ya que la Unrwa sólo puede introducir ayuda en uno de los seis pasos fronterizos.

El Mundo - España