2009 · 07 · 09 • Agencia DPA

ONU exige a Israel "desmantelar" el Muro de Apartheid tras 5 años de "ilegalidad"

Naciones Unidas exigió hoy a Israel que "desmantele" el muro que construye en los territorios palestinos, cuando se cumplen cinco años desde que la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI) lo declarase "ilegal". "Israel tiene la obligación de cumplir la decisión de la CPI y desmantelar el muro dentro de los territorios ocupados palestinos; debe reparar los daños sufridos a las personas afectadas y acabar con las restricciones de movimiento a la población palestina", dijo hoy en Jerusalén un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Naciones Unidas exigió hoy a Israel que "desmantele" el muro que construye en los territorios palestinos, cuando se cumplen cinco años desde que la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI) lo declarase "ilegal".

"Israel tiene la obligación de cumplir la decisión de la CPI y desmantelar el muro dentro de los territorios ocupados palestinos; debe reparar los daños sufridos a las personas afectadas y acabar con las restricciones de movimiento a la población palestina", dijo hoy en Jerusalén un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El Tribunal Penal Internacional de La Haya declaró el muro "ilegal" el 9 de julio de 2004, exigiendo la paralización de las construcciones, así como la demolición de la parte construida dentro de los territorios palestinos.

Además denunció que la entrada en territorio palestino y su construcción más allá de la "línea verde" -la frontera entre Israel y los territorios palestinos reconocida por la comunidad internacional- supone un "riesgo demográfico" porque "alienta la costrucción de asentamientos israelíes", también ilegales según el derecho internacional.

Apoyándose en la defensa y la necesidad de garanztizar su seguridad, Israel ha seguido adelante con sus planes de construcción, y desde que la CPI emitió su orden ha construido 200 kilómetros, dos tercios del muro actual.

La barrera de hormigó mide actualmente 413 kilómetros y representa el 60 por ciento del total que, según los planes de Israel, medirá 709 kilómetros, de los cuales otros 73 están ya en construcción.

Según datos publicados hoy por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), hasta un 85 por ciento del muro sobrepasa la "línea verde" del armisiticio de 1949.

"El camino elegido por Israel para la construcción de la barrera no es necesario para alcanzar sus objetivos de seguridad", afirmaron hoy en Jerusalén representantes de la ONU, denunciando las "severas restriciones de libertad de movimiento impuestas por las autoridades israelíes a los residentes palestinos".

Aprobado en 2001 por el gobierno israelí con la intención de aislarse del "terrorismo palestino", el muro empezó a ser levantado en 2002 y siete años después se ha convertido en una barrera que divide poblaciones, familias y campos de cultivo palestinos, a los que sólo se puede acceder tras la obtención de permisos especiales concedidos por el gobierno israelí.

En la llamada "zona cerrada", situada entre la "línea verde" y el muro, viven actualmente 35.000 palestinos, 10.000 de los cuales tienen que utilizar además de su documento de identidad un permiso de residencia expedido por las autoridades israelíes para poder entrar y salir de la zona.

Hasta un tercio de los territorios palestinos están "blindados" a la población local, obligada a presentar permisos especiales de visita o residencia.

Para los habitantes de la "zona cerrada", que cuenta con centros sanitarios y colegios de nivel primario, el acceso a otras poblaciones de Cisjordania supone atravesar un entramado de controles y checkpoints. Sólo dentro de los territorios palestinos la red de puestos de control asciende a 613, según datos de Naciones Unidas.

Con motivo del quinto aniversario de la declaración "ilegal" del muro, la organización internacional Oxfam denunció hoy los "riesgos de desplazamiento forzado" que supone la barrera de hormigón, y exigió a la comunidad internacional presionar a Israel para que cumpla la decisión de la Corte Internacional de Justicia.

Agencia DPA