2010 · 11 · 15 • Agencia EFE

Israel comenzará a construir en dos semanas una barrera fronteriza con Egipto

Israel comenzará dentro de dos semanas la construcción de una reja en su frontera con Egipto para tratar de frenar el aluvión de emigrantes procedentes de África que la cruzan a diario de forma ilegal.

Al hacer hoy el anuncio en un acto público, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que la paz alcanzada en 1979 con Egipto "no incluye el aluvión de emigrantes ilegales" que llegan de África al Sinaí, y que por ello Israel levantará una barrera de separación entre los dos países.

La frontera entre ambos estados corre a lo largo de casi doscientos kilómetros, pero la verja será instalada solo en aquellos tramos de fácil acceso a pie.

Quedarán sin obstáculos los tramos en los que las condiciones orográficas hagan extremadamente difícil que una persona pueda cruzarlos.

Según el primer ministro israelí, la emigración ilegal "es un golpe que nuestros vecinos de Egipto también sufren" e Israel tiene "la obligación y el derecho de protegerse" contra ese fenómeno.

La Dirección israelí de Emigración informó de que en los últimos meses unos 700 emigrantes africanos pasan cada semana del lado egipcio al israelí, lo que supone un crecimiento del 300 por cien en comparación con las cifras a principios de 2010.

Desde enero un total de 10.858 emigrantes (4.341 en 2009) lograron cruzar la frontera israelí-egipcia.

Israel, que observa una estricta política migratoria para aquellas personas que no tienen ascendencia judía, concedió en 2010 unos 200 permisos de asilo a estos emigrantes, en comparación con un único permiso en 2008 y dos en 2009.

Agencia EFE