2010 · 11 · 19 • Agencia EFE

Acusan de prácticas racistas a una empresa británica en Cisjordania

Una empresa británica de gestión de servicios domésticos ha sido acusada de participar en proyectos "racistas" para el transporte en los territorios ocupados de Cisjordania.

La acusación será presentada ante el Tribunal Russell, que se reúne este fin de semana en Londres, por Adri Nieuwhof, consultor holandés y activista de derechos humanos.

Dicho tribunal civil fue impulsado en 1967 por el filósofo Bertrand Russell para juzgar los crímenes de guerra cometidos en Vietnam.

Adri Nieuwhof presentará también en ese foro pruebas de la "discriminación racial" de esa empresa, llamada Veolia, en las prácticas de empleo.

Así lo señala un comunicado del propio Tribunal Russell, que hace un llamamiento a las administraciones locales para que excluyan de la licitación de contratos públicos a Veolia por tales prácticas.

Nieuwhof denunciara la participación de la empresa británica en un servicio eléctrico y un autobús de ruta con "servicios sólo para israelíes".

Además, según el tribunal, dos expertos palestinos que debían declarar ante él, están encontrando dificultades para conseguir visados en el consulado británico en Jerusalén.

Ambos deben dar testimonio este fin de semana sobre la participación de Veolia y Elbit, fabricante de armas israelí, en la ocupación ilegal de Cisjordania.

Entre los miembros del jurado del evento londinense están los abogados británicos lord Anthony Gifford, Michael Mansfield y John Dugart, ex relator especial sobre los derechos humanos en los territorios ocupados.

Agencia EFE