2010 · 12 · 11 • Agencia Prensa Latina

Israel prevé guerra extensiva cuando vuelva a agredir Gaza

El jefe del Ejército de Israel, teniente general Gabi Ashkenazi, pronosticó que la próxima agresión a Gaza "será extensiva", mientras activistas de derechos humanos denunciaron hoy el uso de gases contra manifestantes palestinos en Jerusalén.

De acuerdo con el sitio digital israelí Ynetnews, Ashkenazi cree inevitable otra ofensiva militar contra el enclave costero, pero mucho más devastadora y mortífera que la lanzada de diciembre de 2008 a enero de 2009, que causó unos mil 400 muertos y cinco mil 300 heridos.

"La próxima ronda (de ataques) será extensiva y debe terminar de forma tal que no haya duda de qué lado triunfó", comentó el alto jefe castrense al comentar la preparación militar de los sionistas para acciones más amplias contra el bloqueado territorio palestino.

Ashkenazi se refirió a la concentración de efectivos cerca de la franja costera y elogió los bombardeos aéreos lanzados en la última semana contra una escuela, una granja avícola, zonas residenciales, campos de entrenamiento y túneles de Gaza.

En esas acciones armadas sobre Khan Younis, Ciudad de Gaza y Rafah (en la frontera con Egipto), resultaron heridas tres personas, y se sumaron al férreo bloqueo naval y terrestre recrudecido desde que el movimiento islamista Hamas tomó el poder allí, hace tres años y medio.

Por otro lado, el grupo israelí de derechos humanos B'tselem denunció que fuerzas sionistas mataron a un palestino e hirieron a otros, uno de ellos de gravedad, con disparos de cápsulas de gases lacrimógenos prohibidas y letales durante protestas en Cisjordania.

Según fuentes del centro de información israelí para los derechos humanos en los territorios ocupados, los uniformados lanzaron en zonas de la Ribera Occidental proyectiles con gases lacrimógenos de amplio rango, más poderosos y peligrosos que los regulares de aluminio.

Los botes contenedores de esos gases, que tienen empotrados un fuerte dispositivo propulsor, son muy difíciles de detectar en el vuelo, lo cual multiplica su efecto mortífero, explicó Sarit Michaeli, responsable de comunicaciones de B'tselem.

Agencia Prensa Latina