2013 · 04 · 18 • Susana Regueira, Faro de Vigo - España

'ChenÉ' Gómez Prieto, Director de la ONG de Desarrollo Creart: 'El arte puede curar allí donde la medicina no llega´

El Museo de Pontevedra acoge la presentación de esta ONG, pionera en trabajar con la infancia a través del arte

El Museo será escenario el próximo sábado de una jornada muy especial en la que se presentará la ONG Creart. Ésta pondrá en marcha un taller de creación artística y educación en valores para niños de entre 5 y 12 años, así como una "Cata-taller de educación para la paz", entre otras actividades que buscan dar a conocer a las familias, artistas, profesionales y estudiantes del sector de la educación la metodología socio afectiva que utiliza esta organización en sus trabajos en entornos especialmente difíciles, caso de la selva colombiana o la franja de Gaza.

¿Qué es Creart?

Creart es una ONG de Desarrollo que trabaja para mejorar la calidad de la educación y las condiciones de vida de la infancia a través del arte, podemos decir que somos una ONG pionera en el uso del arte como herramienta de transformación.

¿El arte también cura?

Absolutamente, el arte sin duda alguna cura, por ejemplo todos los trabajos que se están haciendo en arteterapia demuestran realmente que el arte es una herramienta que sana, además el arte puede curar en donde la medicina no llega, porque no existe por ejemplo una pastilla o cualquier otra forma de medicamento que sea capaz de sanar una pérdida, la medicina a duras penas puede alcanzar el mundo de las emociones, mientras que el arte puede hacer mucho en ese campo. Por ejemplo nosotros desde la experiencia artística trabajamos en los niños habilidades como la generosidad, la autoestima, la paciencia, la confianza, que son habilidades que se trabajan desde la educación para la paz, habilidades de la cultura de paz que a nosotros nos conviene utilizar como estrategia para sanar a los niños.

Ustedes trabajan en entornos violentos, niños que sufren conflictos armados, catástrofes naturales o también injusticia social...

Trabajamos en ese tipo de situaciones extremas de violencia, en Palestina trabajamos en la franja de Gaza concretamente con niñas y niños que han sufrido y sufren directamente un entorno de guerra día a día; en Tailandia hemos trabajado en 2004 cuando sucedió el tsunami, es otro tipo de violencia tras una catástrofe natural, mientras que en Senegal por citar otro ejemplo la violencia es estructural, una violencia que sufren estos pequeños en la falta de educación, de sanidad, de mínimos recursos económicos. En estos entornos el arte nos sirve como herramienta para que puedan comprender su realidad, para examinar y cuestionar los fenómenos que los rodean y ayudarles a hacer frente al conflicto y a sus realidades.

Durante la presentación que celebrarán el próximo día 20 en Pontevedra darán a conocer la colección Qontextos ¿cómo será esta colaboración con la editorial pontevedresa OQO?

OQO Editora al igual que Creart trabaja la infancia, la educación y el arte, ellos publican álbumes ilustrados con artistas e ilustradores, era de cajón que teníamos que colaborar juntos. Ellos lo que nos ofrecen es el apoyo económico a nuestros proyectos y lo hacen creando esa nueva colección que se llama Qontextos y que lo que busca es trabajar no desde la fantasía, que es lo que habitualmente pasa con los cuentos infantiles, sino desde la realidad, a fin de contar a los niños de aquí lo que le sucede a los niños de allí, lo que le sucede a otras personas que tienen su misma edad y viven en zonas como Senegal. Parte de los derechos de estos álbumes ilustrados se ceden a Creart para nuestros proyectos.

Acometen actualmente en Senegal su proyecto más ambicioso...

Es un centro integral para dar asistencia a niños y a adultos con discapacidades físicas o intelectuales de Mboro y sus alrededores, la idea es ofrecerles la posibilidad de un futuro digno, una integración social que hoy no tienen. Tendrá un centro de formación, otro ocupacional y uno sanitario, baños adaptados, talleres etc. y en ellos se impartirá formación escolar para niños pero también alfabetización de adultos y formación profesional para los jóvenes con discapacidades que hasta el momento no han tenido ni formación ni disponen de recursos económicos. Como buscamos promover la ocupación laboral de personas con discapacidades, también un porcentaje elevado de los formadores que trabajen en el centro serán personas con discapacidad.

Fuente: Faro de Vigo - España

Susana Regueira, Faro de Vigo - España