2007 · 10 · 29 • Terra - España

La Izquierda Unida Europea reclama a Israel que no disminuya el suministro de energía a la Franja de Gaza

La Izquierda Unida Europea (GUE) reclamó hoy al Gobierno de Israel que detenga el embargo energético en la Franja de Gaza, que se verá agravado con el anuncio de Tel Aviv de que reducirá el suministro de electricidad en respuesta al lanzamiento de misiles a la localidad israelí de Sderot. La formación condenó estos actos, pero consideró que el corte energético es 'completamente desproporcionado' y un castigo colectivo que no contribuirá más que a agravar la crisis humanitaria de Gaza.

La Izquierda Unida Europea (GUE) reclamó hoy al Gobierno de Israel que detenga el embargo energético en la Franja de Gaza, que se verá agravado con el anuncio de Tel Aviv de que reducirá el suministro de electricidad en respuesta al lanzamiento de misiles a la localidad israelí de Sderot. La formación condenó estos actos, pero consideró que el corte energético es 'completamente desproporcionado' y un castigo colectivo que no contribuirá más que a agravar la crisis humanitaria de Gaza.

'La decisión de las autoridades israelíes de reducir el flujo de electricidad y carburante en la Franja de Gaza conducirá a una catástrofe humanitaria', advirtió en un comunicado el presidente de la delegación para el Consejo Legislativo Palestino del Parlamento Europeo, Kyriacos Triantaphyllides.

Afirmó que la decisión de Israel es 'equivalente a un castigo colectivo a 1,4 millones de palestinos que ya sufren por las drásticas reducciones de productos importados y materias primas impuestas por Israel en junio'.

Para el GUE, el embargo al que Israel somete a la Franja de Gaza 'tiene la engañosa capacidad de exacerbar una opinión pública negativa, castigar a civiles inocentes y a extremar una ya de por sí tensa situación'.

Por este motivo, estimó que 'las autoridades israelíes deberían haber sido más sabias en su política hacia la Franja de Gaza' porque, 'mientras que el lanzamiento de misiones sobre Sderot es una acto condenable, las medidas aplicadas por Israel son completamente desproporcionadas y castigan a la totalidad de los palestinos que viven en la Franja de Gaza'.

Triantaphyllides añadió que 'el embargo también provoca desequilibrios económicos, como interrupciones debido al estrangulamiento de la economía y la inflación local, en una región tullida económicamente'.

El representante del GUE reclamó al Gobierno de Israel a que 'detenga estas medidas de castigo inmediatamente y en su lugar se comprometa con el diálogo, que es la única solución viable para el futuro'.

Terra - España