2014 · 01 · 06 • Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

La empresa de agua israelí Mekorot alimentando el Apartheid del agua en Palestina

Mekorot es la empresa pública de aguas israelí que suministra el 90% del agua potable a los ciudadanos israelíes. La administración del agua y su suministro está controlada por el estado de Israel dentro de la Línea Verde y en los TPO (OPT por sus siglas en inglés).

Mekorot proporciona infraestructuras para el suministro de agua a los asentamientos y controla el agua robada a los palestinos en los territorios ocupados.

En el Nagab/Negev Israel se niega a reconocer las 45 aldeas donde viven 160,000 beduinos palestinos y prohíbe la construcción de redes de agua para suministrar agua potable a esas aldeas.

A través de la negación del acceso a agua y a la sanitaria, Mekorot colabora con el estado de Israel para la aplicación de un “apartheid del agua” institucionalizado, que es el componente central de las políticas israelitas de limpieza étnica de las comunidades palestinas y, considerando las graves implicaciones de la negación al acceso al agua, podría estar involucrada en el delito de persecución.

Además, Mekorot se aprovecha de las políticas israelíes como los asentamientos y el Muro, que implican una amplia gama de violaciones a los derechos humanos.

Mekorot hace efectivas una serie de violaciones israelíes de derechos, incluidos los del Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ICESCR por sus siglas en inglés)), los del Convenio Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos (ICCPR por sus siglas en inglés), los de la Convención Internacional sobre la Eliminación de Toda Forma de Discriminación Racial, los de la Convención de las NU sobre los Derechos de los Niños (CRC por sus siglas en inglés ), y los de la Convención de las NU sobre la Eliminación de Toda Forma de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW por sus siglas en inglés).

El derecho al agua ha sido reconocido como el componente del derecho  a un estilo de vida adecuado bajo el Artículo  11 del Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ICESCR por sus siglas en inglés).

El derecho al agua está también protegido por otros tratados internacionales y es también esencial para el disfrute del derecho a la salud, al alojamiento adecuado y a la comida.

El derecho humano al agua da derecho a todos a agua suficiente, potable, aceptable, accesible físicamente y asequible para uso personal y doméstico.

El apartheid del agua hecho por Mekorot

Dirigiendo el sistema de aguas israelí:

Mekorot ha sido responsable por la violación de los derechos del agua desde los ’50 cuando construyó el transporte nacional de aguas israelí, que está desviando el Río Jordán de Cisjordania y de Jordania para servir a las comunidades israelíes a lo largo de la costa y en el desierto sureño1.

Al mismo tiempo priva a las comunidades palestinas de la posibilidad de un acceso al agua del Río Jordan.

• En una reunión especial del Comité Financiero de la Knesset para celebrar el 75 aniversario de la fundación de Mekorot, su DE (CEO por sus siglas en inglés) Shimon Ben‐Hamo predijo que “para comienzos del 2014 Israel tendrá agua suficiente para reaprovisionar 1.5 millones de metros cúbicos en reservas perdidas.”

Al mismo tiempo Israel y Mekorot están privando sistemáticamente a los palestinos ‐ no solo en los TPO (OPT por sus siglas en inglés) ‐ de su derecho al agua y a la sanitaria.

Controlando el robo del agua y el apartheid israelí en los TPO:

En 1982 la infraestructura del agua en Cisjordania controlada por el ejército israelí fue entregada a Mekorot por una orden militar.

• Mekorot opera con unos 42 pozos en Cisjordania, principalmente en la región del Valle del Jordan, que suministra mayoritariamente a los asentamientos.

Esto permite a Mekorot aprovecharse de los asentamientos y por lo tanto de las violaciones de los derechos humanos relacionadas con ellos.

Mekorot se aprovecha también del Muro del apartheid y de los pozos que están detrás de él, ya que este impide a los palestinos el acceso a sus propios pozos y permite a Mekorot el beneficio exclusivo de los recursos del agua subterránea.

Discriminaciones sistemáticas de Mekorot contra los palestinos:

El consumo palestino en los TPO es alrededor de 70 litros diarios por persona – muy por debajo de los 100 litros per capita diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés – mientras que el consumo diario israelí, alrededor de 300

litros, es casi cuatro veces mayor.

En algunas comunidades rurales palestinas se sobrevive con bastante menos de ese promedio de 70 litros, en algunos casos penas unos 20 litros por día, la cantidad mínima recomendada por la OMS (WHO por sus siglas en inglés) como respuesta a situaciones de emergencia.

• En los últimos años, los palestinos han comprado unas 50 MMC de agua por año.

Esta agua es extraida por Mekorot de la Montaña Aquifer y los palestinos deberían ser capaces de extraerla ellos mismos si se les permitiera cavar y mantener sus propios pozos.

De esta manera, Mekorot se aprovecha del conjunto del sistema de violaciones de los derechos humanos instalado por la ocupación israelí.

De acuerdo con el Banco Mundial, “El coste económico de renunciar a la oportunidad de la agricultura por irrigación es significativo, con el límite superior preliminar estimado que podría llegar al 10% del PIB (GDP por sus siglas en inglés) y a unos 110,000 puestos de trabajo.”

 

Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign