2007 · 11 · 05 • Agencia Europa Press

Olmert planea poner en libertad a más presos palestinos antes de la conferencia de paz en EEUU

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, planea liberar a más palestinos presos en las cárceles de su país antes de la conferencia de paz que se celebrará en Estados Unidos este mes o el siguiente para continuar manifestando su apoyo al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. Según informa el diario israelí 'Haaretz', Olmert está estudiando una petición de Abbas de liberar a 2.000 de los 12.000 presos palestinos que actualmente están encarcelados en prisiones de Israel.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, planea liberar a más palestinos presos en las cárceles de su país antes de la conferencia de paz que se celebrará en Estados Unidos este mes o el siguiente para continuar manifestando su apoyo al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Según informa el diario israelí 'Haaretz', Olmert está estudiando una petición de Abbas de liberar a 2.000 de los 12.000 presos palestinos que actualmente están encarcelados en prisiones de Israel, pero indica que todavía no ha decidido el número de palestinos que se beneficiarán ni cuándo serán puestos en libertad.

El primer ministro palestino del Gobierno de Ramala, Salam Fayyad, formuló públicamente esta petición por primera vez el pasado fin de semana en una entrevista a la agencia AP, en la que decía que es el momento de que Tel Aviv haga algunos movimientos para asegurar a los palestinos que las negociaciones de paz son serias y que la liberación de 2.000 reos antes de la conferencia podría ayudar a incrementar la confianza en Israel.

Debido a que muchas familias tienen familiares encarcelados en Israel, las liberaciones de presos son una de las prioridades de la Autoridad Palestina. Además, están orientadas a fortalecer la posición de Abbas frente a Hamás, el movimiento islámico que tomó el control de la Franja de Gaza el pasado junio.

Israel ha liberado a unos 340 presos palestinos en los últimos meses. La mayoría eran seguidores de Al Fatá, el movimiento del presidente Abbas, y las fuentes oficiales aseguraron que ninguno pertenecía a Hamás.

Agencia Europa Press