2014 · 05 · 16 • Fuente: UNRWA

Nakba, 66 años de exilio

La población palestina conmemora la "Nakba" – la catástrofe - el 15 de mayo, fecha en la que se creó el Estado de Israel. Miles de palestinos tuvieron que huir, emprender el éxodo y perder sus hogares y tierras, todo ello como consecuencia de la guerra árabe-israelí de 1948. A partir de entonces más de 700.000 personas pasaron a ser refugiados de Palestina.

Según UNRWA son refugiados de Palestina las "personas cuyo lugar de residencia habitual, entre junio de 1946 y mayo de 1948, era la Palestina histórica - o lo que es hoy el actual estado de Israel- y que perdieron sus casas y medios de vida como consecuencia de la guerra. Los descendientes de esta población son también considerados refugiados por la Agencia".

Aproximadamente una tercera parte de la población refugiada del mundo es Palestina. En la actualidad los registros de la UNRWA cuentan con más de 5 millones de refugiados de Palestina que, de alguna manera, siguen esperando con anhelo el regreso a sus hogares y el reconocimiento de su trágica historia. Una espera interminable dado que Israel ni reconoce su estatus, ni permite su retorno y además mantiene militarmente ocupado el territorio palestino.

La ocupación del territorio palestino vulnera sistemáticamente los derechos de la población, afecta a sus vidas y a sus medios de subsistencia, les condena además a la pobreza crónica, al sufrimiento y al desplazamiento forzoso. Las violaciones, que han convertido a los palestinos en una población desprotegida y privada de todo derecho, responden a una política discriminatoria llevada a cabo por Israel desde que en 1967 ocupa el territorio Palestino, incumpliendo sistemáticamente el Derecho Internacional e impidiendo una resolución pacífica del conflicto.

la tragedia de la nakba se repite en siria

Uno de los refugios a los que pudieron huir algunos de los palestinos que fueron desposeídos de su pasado fue Siria, hoy un país inmerso en un grave conflicto armado que dura ya más de dos años. Hasta allí se desplazaron en busca de un lugar seguro en el que permanecer hasta regresar a su tierra pero hasta la fecha ha sido imposible y, pasados los años, en Siria han vuelto a toparse con la violencia y la inseguridad.

En 2011, cuando estallaba el conflicto, en el país vivían cerca de 500.000 refugiados de Palestina, descendientes de aquellos que tuvieron que emprender la huida más de 60 años atrás. La mayoría, 150.000, se asentó en Yarmouk, el mayor campamento de refugiados de Palestina en Siria y actualmente una zona prácticamente destruida de la que ha tenido que huir la práctica totalidad de los refugiados de Palestina por los continuos enfrentamientos. Algunos de aquellos supervivientes, condenados al exilio desde que eran niños, se han visto empujados de nuevo a emprender un éxodo con sus familias y unas pocas pertenencias. La tragedia de la 'Nakba' se repite.

Supervivientes de la nakba



"No cambiaría Alma por ningún otro lugar. Hasta este instante mi alma sigue viviendo allí."

Las familias de refugiados de Palestina han luchado con ingenio y determinación durante años para mantener las tradiciones, labrarse una vida y proporcionar un mejor futuro para sus hijos. Wardeh Abbas y muchos otros son optimistas sobre el regreso a su tierra: "Si no hoy, entonces mañana. Si no para nosotros, para nuestros hijos o nietos", dice Wardeh.

Wardeh Abbas nació en 'Alma', Palestina, en 1927. Allí vivió felizmente hasta que cumplió los 21 años. "La imagen de mi boda sigue viva en mis pensamientos. Recuerdo haber montado en un caballo con mi marido. Estábamos rodeados de nuestros seres queridos que nos deseaban lo mejor para nuestra vida en común. Ululaban, era un ruido seco y fuerte pero agradable, y luego nos colmaron con sus mejores deseos para mí, mi familia y el novio. Mi dote fue un olivar, que se perdió debido a la guerra de 1948".

Mi marido y yo decidimos abandonar Palestina por el aumento de la violencia. Nos trasladamos un tiempo con nuestros cuatro hijos a Reihaneh, cerca de 'Alma, pero cuando se produjo una escalada de violencia fuimos a pie a Salha, en Líbano, temiendo por nuestra seguridad. Nuestro viaje terminó en Beit Jin, en el monte Hermón. Mi hermana, en cambio, permaneció en Palestina, solo la vi una vez en Amman. Ella falleció hace tres años.

Nakba, 66 años de exilio

Cientos de miles de palestinos huyeron de sus hogares a raíz de la guerra de 1948. La mayoría fueron desplazados y terminaron fuera de sus tierras ancestrales, en campamentos por toda la región. Muchos aún viven en campamentos de refugiados en Jordania, el Líbano, los territorios Palestinos ocupados, y Siria.

Estas fotos son parte del Archivo Fotográfico de UNRWA de que contiene cerca de medio millón de imágenes fijas y en movimiento. El archivo está incluido en la 'Memoria del Mundo' de la UNESCO por considerar que incluye colecciones de excepcional importancia cultural e histórica. Ver imágenes aquí

Fuente: UNRWA