2015 · 01 · 31 • Fuente: Ana Alba, El Periódico de Catalunya - España

Represión en los Territorios Palestinos Ocupados: De la escuela a la prisión

Una niña de 14 años es la presa palestina más joven en cárceles israelís

Movilización: La madre de Malak con una foto de su hija. Foto: AP /MAJDI MOHAMMED

Malak al-Jatib tiene 14 años y vive en la localidad palestina de Beitin, cerca de Ramala, en Cisjordania, ocupada por Israel. En su habitación tiene un póster de Cristiano Ronaldo y junto a él, el de un hombre de su pueblo que murió en enfrentamientos con el Ejército israelí. Como todos los menores palestinos, Malak está acostumbrada a ver a las fuerzas israelís y también a colonos que viven en tierra palestina. Muchos pasan en coche por una carretera que ella suele recorrer a pie.

El pasado 31 de diciembre, Malak andaba por esa ruta y, según el Ejército israelí, lanzó piedras contra vehículos. Entonces no había ningún soldado cerca, pero luego la arrestaron.

Un tribunal militar la acusó de arrojar piedras y poseer un cuchillo y el 21 de enero a condenó a dos meses de cárcel y a pagar una multa de 6.000 shekels (unos 1.348 euros), después de declararse culpable. Su pare, Ali al-Jatib, aseguró que estaba «aterrorizada y hubiera confesado cualquier cosa». Según él, la niña fue arrestada «cuando salía de la escuela, después de hacer un examen (…) Los soldados se abalanzaron sobre ella y la esposaron».

Malak está internada en la cárcel de Hasharon, en Israel. Es la mujer más joven encarcelada ahora en Israel, según confirmó a este diario la asociación palestina pro-derechos de los presos Addameer. Las autoridades palestinas mantienen que es la menor de todas las palestinas encarceladas a lo largo de los años por los israelís, que no suelen arrestar a niñas.

150 menores

Según datos de finales de 2014 de la oenegé israelí B'Tselem, ahora hay unos 150 menores de edad palestinos en las cárceles israelís que son juzgados por el sistema judicial militar. Un niño israelí -incluidos los colonos que viven en Palestina- «sería juzgado por el sistema civil y no podría estar detenido tres semanas por la protección que la ley juvenil otorga a los niños en Israel», indicó B'Tselem.

Las fuerzas israelís arrestan a unos 700 niños palestinos cada año, que a menudo denuncian «maltratos», según un informe de la Red Internacional de Derechos del Niño (CRIN). «En el 2014, un promedio de 197 niños permanecieron en detención militar (israelí) cada mes, el 13% eran menores de 16 años», asegura el documento.

«Los niños suelen ser arrestados por soldados fuertemente armados, les vendan los ojos y les atan las muñecas a la espalda (…) Los arrestados hablan con frecuencia de abusos verbales y físicos durante su detención», afirma el informe.

El 56% de los niños han experimentado técnicas de interrogatorio «coercitivas» y el 42% han firmado documentos en hebreo, a pesar de que la mayoría no lo entienden.

Fuente: Ana Alba, El Periódico de Catalunya - España