2016 · 01 · 25 • Fuente: Defense for Children International Palestine / Traducción: Palestinalibre.org

¿Cómo fue el 2015 para los niños palestinos?

La inestabilidad y la violencia continuaron definiendo gran parte de la vida de los niños palestinos en 2015.

Ahmed Dawabsheh, de cuatro años, recibe la visita de sus abuelos maternos en el hospital el 5 de diciembre de 2015, donde está siendo tratado por quemaduras después de que su casa familiar sufriera un atentado por parte de extremistas judíos el 31 de julio, , en la aldea cisjordana de Duma. Foto: Ahmad Gharabli / AFP

La inestabilidad y la violencia continuaron definiendo gran parte de la vida de los niños palestinos en 2015. Cuando las tensiones en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén estallaron en violencia en los territorios ocupados de Cisjordania a comienzos de octubre, las fuerzas israelíes respondieron de manera predecible haciendo uso excesivo de la fuerza, incluyendo el uso de municiones de guerra contra los niños. El aumento de la violencia coincidió con el 15 aniversario del inicio de la segunda intifada, o levantamiento. Durante este período de cinco años de conflicto desde septiembre de 2000 hasta febrero de 2005, más de 700 niños palestinos murieron a manos de las fuerzas israelíes y colonos. Desde entonces, al menos 1.277 niños palestinos han sido asesinados.

Las violaciones contra los niños palestinos no se limitan a los últimos meses de 2015. Las pruebas recogidas por Defensa de los Niños Internacional - Palestina (DCIP) en Cisjordania, incluida Jerusalén oriental, mostraron un aumento en el uso de la violencia física contra los niños, realizadas durante las detenciones militares israelíes, y el aumento de la utilización de municiones de guerra contra los niños palestinos. En Gaza, la reconstrucción tras el mortífero asalto militar de 50 días durante el verano de 2014 ha sido extremadamente limitada, dejando a los niños desplazados durante el conflicto en condiciones de vida inestables.

Los niños palestinos en todo el territorio palestino ocupado continúan sufriendo una desproporcionada violencia física, un restringido accedo a la educación, y el trauma psicológico a manos de las fuerzas israelíes y los colonos.

La fuerza letal: la política de "disparar a matar"

Al menos 28 niños palestinos fueron fatalmente baleados por las fuerzas israelíes en 2015. En varios casos, DCIP encontró que los niños no representaban una amenaza mortal directa en el momento en que fueron asesinados.

El número de víctimas mortales aumentó drásticamente en octubre, después de las tensiones en todo Jerusalén Este y el resto de la ocupada Cisjordania que han dado como resultado ataques letales. En sólo 12 semanas,  25 niños palestinos fueron fatalmente fusilados  por las fuerzas israelíes, todos excepto seis, mientras que realizaban supuestos ataques con cuchillo. Las autoridades israelíes no han abierto investigaciones sobre cualquiera de estos tiroteos y han rechazado las peticiones de la familia de realizar las autopsias, que podría verificar de forma independiente las circunstancias de sus muertes.

En respuesta a la escalada de violencia, las fuerzas israelíes parecen ahora estar aplicando una política de "disparar a matar", que en algunos casos puede equivaler a ejecuciones extrajudiciales. El derecho internacional exige que la fuerza letal intencional se pueda utilizar sólo cuando sea absolutamente inevitable. Esto viene junto con la decisión de las autoridades israelíes para relajar las normas para abrir fuego, permitiendo que las fuerzas israelíes puedan utilizar munición real durante protestas en Jerusalén, cuando hay una "amenaza a la vida". Anteriormente, la munición real sólo se permitía cuando había una amenaza directa, mortal que amenazaba la vida de un oficial de policía o un soldado.

La responsabilidad por disparos de las fuerzas israelíes es extremadamente rara. Sólo un incidente, la  muerte a tiros de Nadeem Nawara, de 17 años, en mayo de 2014, ha dado como resultado una investigación y acusación. El policía fronterizo israelí acusado de la muerte de Nadeem está actualmente bajo arresto domiciliario mientras espera juicio.

Detención militar: el aumento de la violencia y el retorno de la detención administrativa

Cada año, cientos de niños palestinos son detenidos, encarcelados y procesados en el sistema militar israelí. Los niños detenidos informan abusos físicos y verbales, se les niegan las normas sobre juicios justos, y a menudo sufren traumas psicológicos a largo plazo.

Los niños en detención militar en 2015 sufrieron el aumento de los niveles de violencia física a manos de las fuerzas israelíes. DCIP recoge declaraciones juradas de 110 niños de Cisjordania detenidos en 2015 que mostraron que tres cuartas partes de ellos sufrieron algún tipo de violencia física después de la detención.

En medio del aumento de la violencia en el otoño de 2015, el número de niños palestinos se disparó hasta la más alta desde marzo de 2009. A finales de noviembre, había 412 niños palestinos en cárceles israelíes. En respuesta al creciente número de niños detenidos, los Servicios de Prisiones de Israel comenzaron a utilizar una sección de la prisión Givon en octubre y noviembre para albergar a los menores palestinos. Las condiciones de la prisión eran insuficientes y no cumplían con las normas mínimas. Los niños estaban hacinados en celdas, el edificio carecía de calefacción adecuada y ducha, y los niños se quejaron de mala calidad y cantidades inadecuadas de alimentos.

DCIP está particularmente perturbado que las autoridades israelíes hayan colocado a seis adolescentes palestinos bajo  detención administrativa. Esta es la primera vez que la medida ha sido utilizada contra menores palestinos en casi cuatro años. La detención administrativa es el encarcelamiento de personas por el Estado durante períodos prolongados sin cargos ni juicio. La medida no debe ser utilizada como un sustituto de un proceso penal.

En los últimos meses, las autoridades israelíes estimularon a través de una serie de políticas que imponen  pautas de sentencia más severas y  multas para los niños en Jerusalén. Estas modificaciones incluyen una pena de prisión de 10 años por arrojar piedras u otros objetos a los vehículos en movimiento con la posibilidad de poner en peligro a los pasajeros o causar daños, y 20 años por lanzar piedras con el propósito de hacer daño a otros. Las modificaciones reducen la discrecionalidad judicial, instituyendo la sentencia mínima obligatoria de no menos de una quinta parte de la pena máxima potencial y la restricción de la condena condicional a sólo circunstancias especiales. Uno de los últimos proyectos de ley propone penas privativas de libertad para los niños, tan jóvenes como de 12 años, condenados por delitos violentos motivados por el, "nacionalismo". El real cumplimiento de la pena se aplazará hasta que los niños alcancen la edad de 14 años.

La violencia de los colonos

El establecimiento de Israel y la expansión de los asentamientos sólo para judíos en todo el territorio palestino ocupado desde 1967 han creado un  ambiente peligroso  para los palestinos. Aproximadamente 515.000 israelíes viven ahora ilegalmente en Cisjordania, y la violencia de los colonos contra las vecinas comunidades y los niños palestinos es común.

Uno de los más trágicos incidentes de violencia de los colonos tuvieron lugar en julio pasado, cuando un  niño palestino  murió quemada después de que colonos judíos arrojaran bombas incendiarias dentro de dos casas en el norte de la aldea cisjordana de Duma. El fuego mató a Ali Dawabsheh, de 18 meses, y dejó a sus padres, Saad y Riham, y su hermano, Ahmad, 4, en estado crítico. Saad y Riham murieron más tarde en el hospital de las heridas sufridas durante el ataque.

Las estadísticas de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios estiman que más de 224 ataques de los colonos se produjeron en el año 2015. La impunidad de los ataques de los colonos contra los palestinos sigue siendo la norma. Un informe en mayo de 2015 del grupo de derechos humanos israelí  Yesh Din  encontró que la policía israelí cerró sobre el 85 por ciento de las investigaciones y sólo el 1,9 por ciento de las quejas presentadas por los palestinos contra los ataques de civiles israelíes resultaron en condena.

Gaza un año después: la justicia sigue siendo difícil de alcanzar

El verano de 2015 marcó el primer aniversario de los 50 días de asalto militar israelí en Gaza, que asesinó a 547 niños palestinos e hirió a otros 3.000. La investigación de DCIP en todos los niños víctimas mortales palestinas durante  la operación “Margen Protector” encontró una abrumadora y repetida evidencia de que las fuerzas israelíes cometieron graves violaciones contra los niños que constituyen crímenes de guerra. A pesar de la evidencia bien documentada, no ha habido justicia ni rendición de cuentas por las violaciones graves contra los niños palestinos.

Una comisión independiente de Naciones Unidas presentó un informe al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) que detallan las violaciones al derecho internacional cometidas por las fuerzas israelíes y los grupos armados palestinos durante el conflicto, señalando que "la impunidad prevalece en todos los ámbitos de las violaciones del derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos presuntamente cometidos por las fuerzas israelíes." El Comité de la ONU aprobó el informe en julio, resultando casi por unanimidad una resolución en la que se subrayó la necesidad imperiosa de una rendición de cuentas para poner fin a la sistemática impunidad.

En junio, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon blindó a Israel de la rendición de cuentas por las atrocidades cometidas contra los niños cuando sacó a las fuerzas armadas de Israel de un proyecto de lista de grupos que cometen graves violaciones de los derechos de los niños durante los conflictos armados.

Fuente: How was 2015 for Palestinian children?

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Defense for Children International Palestine / Traducción: Palestinalibre.org