2016 · 07 · 08 • Fuente: Isra Namey, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

Las escuelas de Gaza permanecen en ruinas, dos años después de la invasión israelí

La reconstrucción ha sido lenta debido a las restricciones impuestas por Israel al ingreso a la Franja de Gaza de materias primas, incluyendo el hormigón.

Varios centros educacionales fueron objetos de intensos bombardeos israelíes durante la invasión israelí del año 2014 contra Gaza [Ezz Zanoun / Al Jazeera]

El primer día de Farah Qanoua en la escuela después de la invasión israelí contra Gaza en el año 2014, fue un día que no olvidará.

El 23 de julio de 2014, Farah de 11 años, vio en las noticias que la escuela primaria de Shujayea, donde asistía a clases, había sido alcanzada por misiles israelíes. Aun así, lo que ella observó en ese primer día, estaba más allá de sus expectativas.

"Las odiosas bombas habían convertido en ruinas todos los recintos que ese día mis ojos veían", dijo Farah a Al Jazeera, señalando que la magnitud de los daños sacudió la creencia ampliamente establecida de que la escuela era un lugar seguro.

Su mejor amiga, Qamar Hararh, había estado impaciente por iniciar el año escolar: "Yo estaba esperando ir a mi escuela, ya que todavía me quedaba esa sensación de que todo estaba bien y que iba a estar bien", señaló Qamar a Al Jazeera.

Mientras que las dos amigas estaban felices de verse de nuevo después de sobrevivir a la guerra, desde entonces, han tenido que adaptarse a su muy dañado ambiente de aprendizaje. Muchas de las paredes de la escuela colapsaron durante la guerra, y las ventanas fueron  destrozadas. El  techo de su aula tiene grandes agujeros, como resultado de los ataques aéreos israelíes.

"Esto sirve como un recordatorio constante de lo que vivimos, de la mortífera escalada de las hostilidades durante la última guerra", señaló la directora de la escuela, Zakia Abu Hamda, a Al Jazeera.

Muchas de las paredes de la escuela de Shujayea se derrumbaron y las ventanas fueron destruidas [Ezz Zanoun / Al Jazeera]

Indica que teme que los estudiantes podrían verse seriamente heridos si algún trozo de hormigón, los cuales se encuentran peligrosamente colgados de los techos de algunas aulas, cayera sobre ellas.

Durante el ataque israelí contra Gaza en el verano de 2014 más de 2.200 palestinos, la mayoría de ellos civiles, perdieron la vida según cifras de las Naciones Unidas. Varios instalaciones estudiantiles fueron intensamente bombardeados por las fuerzas israelíes, los daños estimados exceden los 33,5 millones de dólares.

Ziad Thabet, un funcionario de Ministerio de Educación de Gaza, dijo a Al Jazeera que 187 escuelas públicas resultaron dañadas durante el conflicto, tres de las cuales fueron totalmente destruidas y no se pueden utilizar. Otras 184 sufrieron algún tipo de daño.

La reconstrucción no ha comenzado aún, en muchos casos, debido a las restricciones impuestas por Israel sobre las materias primas, incluyendo el hormigón, que entran en la Franja de Gaza, indicó Thabet.

Como resultado, aproximadamente el 94 por ciento de las escuelas de Gaza han estado operando en doble turno, explica Thabet: Un grupo de estudiantes va a clase por la mañana, mientras que otro grupo va en la tarde. La Franja necesitaría construir 130 nuevas escuelas para satisfacer la demanda local, añadió.

De vuelta en Shujayea, Nafeza Yousef, secretaria de la escuela dijo a Al Jazeera que la destrucción ha obligado a generar un ambiente de hacinamiento por la inutilización de sectores destruidos, dejado saturada la escuela y con imposibilidad de satisfacer las necesidades de sus estudiantes. "Hemos tenido que renunciar a casi la mitad de nuestros estudiantes y colocarlos en otras tres escuelas cercanas", dijo.

Antes de la guerra, la escuela enseñaba a más de 750 estudiantes de primero al sexto grado. Hoy en día, no hay más de 430 estudiantes que pueden asistir de cuarto a sexto grado. Al menos nueve maestros fueron transferidos de la escuela a causa de la baja matrícula.

La destrucción resultante de la guerra dejó la escuela saturada e incapaces de satisfacer las necesidades de sus estudiantes [Ezz Zanoun / Al Jazeera]

Yousef explicó que la escuela perdió ocho aulas, las cuales fueron completamente destruidas en el ataque aéreo israelí. Esto les obligó a que más de 45 estudiantes ocupen cada sala de clases, en comparación con los cerca de 38 estudiantes por clase, anteriormente.

El edificio de la administración de la escuela - que contenía datos, fotos y antecedentes académicos de los estudiantes, fue destruido, al igual que la biblioteca y el laboratorio de ciencias.

"Los estudiantes tienen que depender únicamente de la explicación teórica de su maestro", explicó Abu Hamda, el director, por la falta de clases prácticas en la educación científica.

La profesora de computación, Muna Hassan, también ha mostrado su preocupación por la falta de instalaciones y equipos. "Nuestro laboratorio es [ahora] utilizado como una bodega para la escuela, y los ordenadores están rotos", dijo.

La situación es aún peor en los meses de invierno. Durante las tormentas que afectaron a Gaza en diciembre y enero, los maestros instalaron lonas de plástico en las paredes rotas y en vanos de ventanas ", pero eran inútiles", dijo Qamar. La lluvia ingresó a las aulas, y los fuertes vientos azotaban al interior del edificio.

El Ministerio de Educación de Gaza no tiene financiación estable; que por lo general, los recursos provienen de ingresos propios de las escuelas y fondos entregados por organizaciones internacionales como UNICEF.  Fawaz Mujahed, director del Departamento de Construcción de Escuelas del Ministerio de Educación ubicado en Ramallah, dijo que la mayoría de las reparaciones interiores a las escuelas parcialmente dañadas durante la guerra se habían completado, pero la totalidad de las escuelas destruidas permanecen en ruinas a causa de las restricciones impuestas por Israel.

"Qatar ha comprometido los fondos necesarios para la construcción de cuatro escuelas que están totalmente destruidas. También tenemos nuestros planes para construir 40 nuevas escuelas en Gaza", señaló Mujahed.

Las escuelas totalmente destruidas permanecen en ruinas debido a las restricciones israelíes sobre el hormigón de entrar en la Franja de Gaza [Ezz Zanoun / Al Jazeera]

No sólo es Gaza, que sufre de la falta de financiamiento, agregó, sino también en la ocupada Cisjordania, donde se necesitan con urgencia más escuelas para ayudar a aliviar el hacinamiento.

La respuesta de la comunidad internacional a la crisis de la educación ha sido "insuficiente e ineficaz", indicó Thabet. Los fondos prometidos, a menudo no se materializan en Gaza. Las autoridades de Gaza también han sido incapaces de cancelar constantemente los salarios de los profesores.

"No estamos justamente remunerados, pero seguimos comprometidos con los deberes para las generaciones siguientes", explicó Waela Qumbez, una maestra en la escuela en Shujayea, a Al Jazeera, mientras se preparaba para su siguiente clase de matemáticas.

A pesar de los muchos retos, los estudiantes de Gaza todavía se aferran a la educación como una fuente de esperanza. Farah dice que quiere ser dentista cuando sea grande.

"Ellos quieren que perdamos la fe", dijo. "Pero nunca lo haremos. Nos esforzaremos todo lo posible para desarrollar nuestros potenciales y mejorar nuestro futuro."

Fuente: Gaza's schools remain in ruins two years after war

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Isra Namey, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org