2019 · 06 · 18

Libro: 'Palestina en la mesa'

Con la idea de mantener viva la ancestral cultura culinaria de la que forma parte, Joudie publicó en 2016 Palestina on a plate. En 2017 la obra fue traducida al español y publicada por la editorial Blume bajo el título Palestina en la mesa.

Viajeros, nómadas y migrantes que sueltan todo para abrazar lo nuevo. Desde el lado amable de la moneda, un privilegio plagado de cualidades. Mutar las fronteras no sólo nos permite mirar el mundo con ojos nuevos, también nos ayuda a saber quienes somos. A veces precisamos prescindir para valorar esas cosas que hacen a nuestra cultura y que, comúnmente, damos por supuesto. Le pasó a Joudie Kalla. Criada en Londres por sus progenitores -de origen palestino-, miró siempre de soslayo las costumbres y tradiciones que hacían a su vida familiar. Todo cambió cuando se fue a vivir a París y de pronto, los aromas y sabores de la cocina familiar se disiparon. La añoranza del paladar dio un giro insospechado a su vida, pasando largas horas al teléfono con su madre en la búsqueda de esas recetas que extrañaba. De vuelta en casa, Joudie se matriculó en el Leith´s School of Food and Wine de Londres. Una vez graduada abrió su propio restaurante, un club de cenas mensuales a puerta cerrada y un catering de cocina palestina. 

Con la idea de mantener viva la ancestral cultura culinaria de la que forma parte, Joudie publicó en 2016 Palestina on a plate. En 2017 la obra fue traducida al español y publicada por la editorial Blume bajo el título Palestina en la mesa. Recuerdos de la cocina de mi madre. Para entender el patrimonio culinario de la patria de los Kalla hay que tomar conciencia de que previo a los israelíes y palestinos modernos, por aquellas tierras pasaron paleocananitas, amorreos, antiguos egipcios, israelitas, moabitas, amonitas, tjeker, filisteos, asirios, babilonios, persas, griegos, romanos, bizantinos, cruzados franceses, ayubíes, mamelocus, turcos otomanos, británicos, jordanos de Cisjordania y egipcios de Gaza.

Cuenta Joudie que los palestinos hablan del almuerzo mientras desayunan, de la cena mientras almuerzan y del desayuno que vendrá durante la cena. Las familias se reúnen animadamente en torno a la mesa, en cuyo centro se ubica todo un despliegue de platillos, donde no deben faltar las hortalizas, las ensaladas, las carnes ni el pescado.

El estilismo y la fotografía en su conjunto seducen e invitan no solo a cocinar, también a degustar. Al papel solo le falta desprender aromas. Sorprenden los desayunos contundentes con elaboraciones como los huevos revueltos y cordero picado con ensalada de rúcula y verdolaga, los hígados de pollo especiados con cilantro y limón y la pasta strudel rellena de cordero picado y zumaque, una especia obtenida de las bayas de la planta que lleva ese mismo nombre. Destaca el fabuloso uso de las especias, con ingredientes capitales como el zaátar, usado en numerosas recetas. Se trata de una mezcla que incluye tomillo silvestre, sal, sésamo y zumaque. 

Entre las originales y exóticas preparaciones encontramos platos sugerentes como  el estofado de lentejas y berenjena con melaza de granada, los garbanzos tibios con comino, ajo y yogur, las judías verdes con salsa de tomate espaciado y aceite de oliva, las hojas de parra rellenas, las múltiples versiones de recetas con berenjenas y cordero, el bacalao con azafrán y limón, los langostinos con chile y cilantro y postres como el arroz con leche cremoso al azahar con rosas secas o las rosquillas de limón y rosas.

Palestina en la mesa. Recuerdos de la cocina de mi madre
De Joudie Kalla
Editorial Blume
239 páginas
Precio: $ 1490
Distribuye Gussi 

- Esta nota fue originalmente publicada en Blog Delicatessen

Fuente:  Alva Sueiras, El Observador - Uruguay