2019 · 06 · 18

Corte israelí permite demoler edificios palestinos en Área A de Cisjordania

La Justicia israelí autorizó la demolición de más de una decena de inmuebles de un barrio palestino colindante con Jerusalén pero situado en el Área A de Cisjordania, bajo jurisdicción exclusiva de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), en un precedente que algunas ONG consideran peligroso

Las fuerzas de seguridad israelíes se reúnen alrededor de una obra de demolición de una casa en Jerusalén el 14 de marzo de 2017 [Mostafa Alkharouf / Agencia Anadolu]

El Tribunal Superior de Justicia aprobó el derribo de 18 estructuras en Wadi Humus, un enclave vecino al barrio de Sur Baher -en el territorio ocupado de Jerusalén Este- informó hoy el diario Haaretz. A pesar de ser colindantes, Wadi Humus se encuentra en la zona reservada por los acuerdos de paz de Oslo (1993) a la soberanía palestina.

La corte se pronunció en este caso a favor del Ministerio de Defensa, que argumentó que la demolición de los edificios -algunos en construcción y otros acabados, con unas veinte viviendas habitadas- es necesaria por seguridad, al estar muy cerca de la barrera de separación que corta el acceso a Jerusalén Este.

La resolución judicial, a la que tuvo acceso hoy Efe, concluye que los edificios "fueron construidos ilegalmente cerca de la valla de seguridad", pero sus habitantes aseguran que se levantaron con permisos concedidos por la ANP, que tiene control sobre la zona, al tratarse de Cisjordania.

El Ejército israelí emitió hace siete años una orden que prohibía la construcción a menos de 250 metros de la barrera y hace dos años ordenó demoler estos edificios. Los residentes apelaron y argumentaron que Israel no puede derribar inmuebles levantados legalmente con permisos de las autoridades palestinas.

Amy Cohen, portavoz de la ONG israelí de derechos humanos Ir Amim, señaló a Efe que Israel "no tiene ninguna jurisdicción sobre la zona", colindante con Jerusalén Este, territorio ocupado y anexionado sin reconocimiento internacional, que está bajo control israelí.

En los últimos años, explica Cohen, no se ha aprobado ningún plan de urbanización para los palestinos en Jerusalén Este y estos apenas obtienen permisos para construir en la ciudad, lo que les lleva a trasladarse a estas áreas cercanas, bajo soberanía palestina, explica Cohen.

La falta de permisos para edificar en la ciudad supone "una política de urbanización y construcción israelí que pretende evitar el desarrollo de los barrios palestinos" de la urbe, según Ir Amim.

Oficiales palestinos, que recientemente visitaron una carpa de protesta en Wadi Humus con residentes afectados, declararon a Haaretz que el fallo de la Justicia israelí marca una línea peligrosa "que infringe gravemente la soberanía de la ANP" y "abre la puerta a demoliciones masivas de edificios" situados cerca del muro de separación. 

Fuente: Agencia EFE