2019 · 11 · 15

Bruselas ve 'inaceptables' las críticas de EEUU al etiquetado de productos de territorios ocupados por Israel

Defiende que las reglas están basadas en el Derecho internacional y no promueven el antisemitismo

La Comisión Europea ha calificado este jueves de "inaceptables" las críticas de Estados Unidos a la sentencia de la Justicia europea que avaló las normas que obligan a etiquetar como palestinos los productos procedentes de territorios palestinos ocupados por Israel y ha defendido que en ningún caso promueven el antisemitismo.

"Estas sugerencias son inaceptables porque la UE se opone firme e inequívocamente a cualquier forma de antisemitismo", ha subrayado en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva.

La portavoz comunitaria, además, ha enfatizado que la política europea sobre etiquetado de productos está basada en el Derecho internacional y, por tanto, "no puede considerarse discriminatoria".

"Cualquier sugerencia en este sentido es básicamente ignorar la legislación internacional", ha expresado, para después afirmar que obligar a indicar que un producto alimento producido en un territorio palestino ocupado por Israel "no tiene nada que ver con el antisemitismo".

Andreeva ha recordado que los productos producidos por Israel dentro de las fronteras "reconocidas internacionalmente" gozan de un "trato preferencial" en materia de aranceles para acceder al bloque comunitario.

Bruselas ha respondido así a la "profunda preocupación" expresada por el Gobierno estadounidense tras conocer la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) por entender que alienta el "boicot" contra Israel.

El fallo, en concreto, confirmó la legalidad de las reglas europeas que obligan a etiquetar como palestinos los productos originados por empresas israelíes en asentamientos palestinos ocupados.

La cuestión había sido planteada a las autoridades galas por parte de la Organización Judía Europea y la sociedad Vignoble Psagot, que explota viñedos en territorios ocupados. En concreto, los jueces europeos declararon que indicar que un alimento procede de Estado de Israel aunque su origen real esté en territorios palestinos ocupados "podría inducir a error" a los consumidores que adquieran dichos productos.

Fuente: Agencia Europa Press