2019 · 12 · 03

La Fiscalía de la CPI se niega, otra vez, a investigar el ataque israelí contra la Flotilla de Gaza

La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) rechazó hoy un pedido de la corte de apelación de ese tribunal y ratificó que no abrirá una investigación sobre el ataque israelí contra la Flotilla de Gaza humanitaria que en 2010 intentó romper el bloqueo militar sobre esa región palestina y terminó con 10 muertos.

Las fuerzas israelíes se aproximan a uno de los 6 barcos de la primera flotilla por Gaza, el 31 de mayo del 2010, en el mediterráneo. @Reuters

"No existe una base razonable para concluir que cualquier caso potencial que surja sería de la gravedad suficiente para ser admisible ante el tribunal", argumentó la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda, en el escrito que remitió al pleno de ese tribunal internacional, según la agencia de noticias DPA.

El 31 de mayo de 2010, seis barcos zarparon desde Turquía con toneladas de medicamentos y alimentos, y con alrededor de 750 activistas pro palestinos y palestinos a bordo, con el objetivo de obligar a Israel a permitir su paso y romper simbólicamente el bloqueo militar que ese país mantiene desde 2007 sobre el pequeño territorio palestino.

El mundo entero siguió el avance de la flotilla internacional hasta que fuerzas militares de élite israelíes tomaron por asalto los barcos, reprimieron a los activistas y dirigentes a bordo, y derivó las naves a un puerto israelí.

Diez activistas turcos, uno de ellos con doble nacionalidad estadounidense, en el barco principal de la flotilla, el Mavi Marmara.

Pese a que Israel argumentó que los activistas y dirigentes pro palestinos y palestinos estaban armados y resistieron a la fuerza, nunca logró que autoridades de otros países u organizaciones internacionales aceptaran sus denuncias.

El ataque generó no solo el repudio de la U, organizaciones de derechos humanos y una parte importante de la comunidad internacional, sino que provocó una crisis diplomática con el Estado de Turquía -uno de los pocos países de mayoría musulmana que reconoce a Israel-, que solo fue superada luego que el gobierno israelí indemnizara con millones de dólares a los familiares de las víctimas turcas.

Hace cinco años, la fiscal Bensouda decidió rechazar los pedidos de investigación. Sus argumentos no convencieron a los que pedían justicia.

"La información disponible provee una base razonable para creer que se cometieron crímenes de guerra a bordo del Mavi Marmara durante la interceptación de la flotilla", había justificado la fiscal gambiana y agregó: "Teniendo en cuenta la naturaleza seria de las heridas físicas causadas por el uso de la fuerza por parte de las IDF (sigla que identifica al Ejército israelí) contra los pasajeros afectados, y aún teniendo en mente la auto defensa...la información provee una base razonable para creer que los soldados de las IDF cometieron un crimen de guerra".

"Sin embargo, -agregó- después de analizar cuidadosamente todas las consideraciones relevantes, concluí que el posible caso que saldría de una investigación de este incidente no tendría la 'gravedad suficiente' para justificar una mayor acción de la CPI."

En septiembre pasado y luego de mucha presión internacional, una sala de apelaciones de la CPI ratificó los argumentos de otra sala de cuestiones preliminares que había pedido a la Fiscalía abrir una investigación sobre este ataque.

Por tres votos contra dos, la sala de apelaciones reiteró el pedido a la oficina dirigida por Bensouda y esta, unos meses después después lo volvió a rechazar porque la CPI "no puede ni debe tratar de abordar todas las denuncias penales que le lleguen".

Fuente: Grupo La Provincia