2020 · 02 · 09

Israel ya dibuja nuevos mapas para anexar ilegalmente partes de Cisjordania ocupada según al plan de Trump

La paz solo llega cuando se respeta la legalidad y el derecho internacional. La imposición de soluciones por la fuerza y la extorsión y sobre todo al margen de la legalidad internacional, solo agravan el conflicto

Israel ha comenzado a elaborar mapas de las partes de Cisjordania que pretende anexar en el marco del nuevo plan de paz presentado a finales de enero por el presidente de EEUU, Donald Trump, según lo anunció este sábado el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

"Estamos en medio del proceso de mapear el territorio que será parte de Israel de acuerdo con el plan de Trump", afirmó Netanyahu en un acto de campaña del partido Likud en el asentamiento de Ma'ale Adumim.

El primer ministro precisó que el proceso "no tomará mucho tiempo" y se completaría "en unas pocas semanas".

Sin embargo, Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abbás, respondió advirtiendo que el "único" mapa que puede aceptarse es el del Estado palestino establecido según las fronteras de 1967, con Jerusalén como su capital. Y en este sentido advirtió que los líderes palestinos ignorarán cualquier alteración del mapa internacionalmente reconocido.

"El mapa del Estado de Palestina es el mapa reconocido por el mundo en conformidad con las resoluciones de las Naciones Unidas, y es el único que puede lograr la seguridad, la paz y la estabilidad en la región y el mundo", enfatizó el vocero, agregando que "cualquier otro mapa significa la continuación de la ocupación [israelí] y no puede ser aceptado".

El "acuerdo del siglo" de Trump. El pasado 28 de enero, Donald Trump  presentó su plan de paz para resolver el histórico conflicto entre Israel y Palestina que contempla una solución de dos Estados: uno israelí y uno palestino, con capital en Jerusalén Este.

Según este proyecto, los asentamientos israelíes en Cisjordania serán reconocidos a cambio de que durante los próximos cuatro años su construcción sea congelada. Y según Trump, Palestina duplicará su territorio tras el acuerdo.

Al mismo tiempo, el jefe de la Casa Blanca indicó que su iniciativa prevé que Jerusalén sea "la capital indivisible" de Israel.

Rechazo palestino. Abbás calificó al plan de paz en Oriente Medio de Trump de "conspiración" y recalcó que Jerusalén y los derechos de su pueblo "no están a la venta".

Por su parte, Sami Abu Zuhri, del movimiento Hamas, consideró "absurda" la iniciativa de Trump y consideró "agresivas" las palabras del mandatario estadounidense en la presentación de su propuesta.

La Liga de los Estados Árabes también decidió apoyar la postura de Palestina respecto al plan de Trump y expresó su rechazo al acuerdo.