2020 · 02 · 25

EE UU e Israel se reúnen en Cisjordania para ver qué parte del territorio palestino podría ser anexionado

El objetivo del comité creado por ambos países es mapear la el territorio que Israel añadiría a sus fronteras en el marco de la denominada Visión de Paz estadounidense

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, junto al presidente de EE UU, Donald Trump / EFE

El comité creado por Israel y EE.UU. para determinar qué parte del territorio palestino podría ser anexionado, como propone el plan de paz de Washington, se reunió hoy por primer vez, y en plena campaña electoral israelí, en Cisjordania ocupada.

El primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, encabezó la reunión del equipo, que estará formado por tres funcionarios estadounidenses y tres israelíes, entre ellos el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman.

El objetivo de este equipo es mapear el territorio cisjordano que Israel anexionaría en el marco de la denominada Visión de Paz estadounidense y que, según el contenido del plan, incluiría los asentamientos judíos en ese territorio y todo el Valle del Jordán, en la frontera con Jordania.

Tras un cruce de declaraciones entre funcionarios israelíes y de Estados Unidos sobre cuándo se llevaría a cabo esa anexión, miembros de la Administración del presidente Donald Trump aclararon que esta solo podría hacerse efectiva después de las elecciones del 2 de marzo en Israel, que desde hace más de un año tiene un Gobierno en funciones.

Esta reunión, precisamente, tuvo lugar a tan solo una semana de los comicios -los terceros en un año- en los que Netanyahu se juega su continuidad en un cargo que ostenta desde hace más de una década, al mismo tiempo que enfrenta un proceso judicial por tres casos de corrupción.

Mientras que el actual mandatario ha expresado su voluntad de llevar a cabo la anexión lo antes posible, su principal rival en los comicios del próximo lunes, Beni Gantz, dijo que lo haría «en coordinación con la comunidad internacional».

«Estamos determinando aquí líneas que tendrán implicaciones históricas, por eso el trabajo se llevará a cabo lo más rápido posible y no nos detendremos por nada», adelantó Netanyahu durante el encuentro.

Por su parte, Friedman apuntó que se pondrán a trabajar «inmediatamente» y que esperan completar el mapa «de la manera más acertada para el Estado de Israel».

La oficina del presidente palestino, Mahmud Abás, condenó hoy el encuentro en un comunicado donde afirmó que el mapa en el que trabajan Israel y Estados unidos no tiene legitimidad y enfatizó que el único válido es «el de un Estado de Palestina en las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital».

Los palestinos han rechazado de forma unánime el plan de paz, que recoge principalmente las demandas israelíes y, además de plantear la anexión de parte de Cisjordania, relega el Estado palestino a un territorio reducido con capitalidad en los suburbios de Jerusalén.

Fuente: Agencia EFE