2020 · 05 · 01

Israel en vez de preocuparse de no cometer crímenes, insulta a la Corte Penal Internacional CPI

El mundo de los derechos humanos ha aplaudido la decisión de la Corte Penal Internacional CPI de investigar los crímenes que Israel comete en contra de los palestinos. No obstante, esto no serviría de nada ya que Israel no acatará los fallos y seguirá cometiendo atrocidades, tal como lo ha hechos con todas las resoluciones y dictámenes de todas las instancias legales internacionales.

La decisión de la Corte Penal Internacional CPI, de iniciar formalmente las investigaciones en contra de Israel por ‘crímenes de guerra’ cometidos, ha generado indignación y múltiples insultos por parte de la prensa y las autoridades israelíes.

El ministro de Energía israelí Yuval Steinitz, calificó la decisión como “anti israelí” y acusó a la fiscal de ignorar el derecho internacional y de haber “inventado” un Estado palestino.

Es decir, el ministro no le preocupa el fondo del tema: los crímenes de guerra cometidos. Le preocupa más si Palestina es o no es un “estado”. Y si Palestina no fuera un estado, ¿esto autoriza a Israel a cometer las atrocidades que la CPI estaría investigando?

¡Los Nazis, cometieron crímenes en contra de muchos ciudadanos, a nadie le importó si estos pertenecen a algún estado o no! Es costumbre y práctica habitual de Israel recurrir a las artimañas y artificios para evitar enfrentar el fondo de los temas.

A su vez, es patético que Israel hable del derecho internacional cuando a diario viola y desprecia este derecho. Israel nunca ha acatado legalidad alguna. Son miles las acusaciones, condenas, dictámenes y resoluciones de todos los organismos legales y humanitarios del mundo sin excepción, incluyendo las organizaciones israelíes de derechos humanos, que acusan a Israel de violar el derecho internacional, cometer atrocidades y sistemáticamente llevar a cabo violaciones a los derechos humanos.

Típica reacción de Israel, en vez de referirse a la veracidad de las acusaciones, utiliza los insultos y las reiteradas y agotadas freses cliché y ridículos descalificativos como anti israelí, anti semita, etc.

¿Cómo se le ocurre a alguien o algún organismo investigar a Israel?, como las instancias internacionales y la legalidad están hechas solo para todos los demás países menos Israel.

Es impresionante la insolencia de las autoridades israelíes. En vez de preocuparse por respetar los derechos humanos y la legalidad, amedrentan y atacan a los defensores, tal como lo hacían las dictaduras de Chile, Argentina y Brasil, que calificaban de “agentes del comunismo”, “anti patriotas”, “traidores” y “terroristas” a los que defendían los derechos humanos.

Referente a la actual investigación de la CPI, y a la luz de hechos y procesos similares, se podría esperar dos escenarios:

  • Que Estados Unidos ejerza presiones políticas para evitar el trabajo de la CPI, tal como lo hizo con la Unesco, con su reiterado veto ante el Consejo de Seguridad de la ONU y otros organismos internacionales, para frenar la investigación.
  • O que la investigación prosiga y concluya, condenando a Israel. Esto tampoco significaría un avance alguno para evitar nuevos crímenes, ya que Israel, con toda seguridad, no cumplirá con lo resuelto por la CPI. Israel nunca ha acatado dictamen, fallo o resolución alguna. Cabe recordar que el año 2004, la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), con casi la unanimidad de sus jueces, ha declarado “ilegal” el muro israelí construido dentro de los territorios palestinos ocupados, e indicó que Israel debe detener inmediatamente la construcción del muro en la Cisjordania ocupada, desmantelar los tramos ya construidos y reparar los daños causados. No obstante, Israel después de insultar y descalificar, prosiguió con la construcción sin importar en lo más mínimo los dictámenes y los llamados de toda la comunidad internacional para detener las atrocidades.

Durante los últimos 72 años, se han cometido muchas masacres, centenares de pueblos arrasados y destruidos con millones de refugiados, miles de denuncias por crímenes lesa humanidad y violaciones a los derechos humanos y todas las resoluciones de la ONU y del Consejo de Seguridad violadas e incumplidas, ¡y nada ha pasado!, por lo cual se presume que los dictámenes de esta investigación de la CPI, serán vulneradas y solo engrosarán el sangriento expediente de Israel y se sumarán a la enorme cantidad de dictámenes y fallos burlados y quebrantados.

Claramente, el actual orden mundial, solo beneficia a los países poderosos y sus lineamientos estratégicos. Los derechos humanos y la legalidad internacional son simple eslogan que se usa y se aplica a beneficio y conveniencia de las potencias y los intereses económicos.

 

Funte: PalestinaLibre.org

1° de mayo de 2020