2020 · 05 · 06

Netanyahu y Gantz enmiendan varias cláusulas del acuerdo de Gobierno tras las dudas expresadas por el Supremo de Israel

El Likud y el opositor Azul y Blanco han acordado este martes revisar varias cláusulas de su acuerdo para formar un Gobierno de unidad después de que el Tribunal Supremo señalara que podría echarlas atrás y diera 24 horas de plazo para que fueran presentadas modificaciones.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (i), y el líder del opositor Azul y Blanco, Benjamin Gantz (d) - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo.

Las principales controversias giran en torno al periodo de seis meses en el que no se podrá aprobar legislación no relacionada con la pandemia de coronavirus, periodo en el que quedan congelados los nombramientos de altos cargos.

En este sentido, los partidos del primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el opositor Benjamin Gantz, han señalado que acortarán este periodo de seis meses para que sea de cien días, durante los cuales la legislación relacionada con el coronavirus tendrá preferencia.

Asimismo, han indicado que limitarán el periodo de emergencia que arrancará con la formación del Gobierno en medio de la pandemia, si bien lo harán prorrogable, ante las dudas del Supremo por la falta de concreción sobre este punto, según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

Por otra parte, el fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, ha reiterado ante el tribunal que no hay motivos para que derribe el acuerdo de unidad, tras afirmar la semana pasada que no hay obstáculos legales que impidan al primer ministro formar un Ejecutivo, a pesar de su imputación por corrupción.

Netanyahu advirtió el lunes de unas posibles cuartas elecciones legislativas en poco más de un año en caso de que el Tribunal Supremo falle contra el acuerdo de coalición o considere que no puede formar Gobierno debido a su imputación.

"Fui elegido por una mayoría de los votos. El Likud, encabezado por mí, recibió más votos que ningún partido en la historia del Estado", dijo, antes de recalcar que un fallo contrario por parte del Supremo supondría ir "contra la voluntad de la población".

El acuerdo fue alcanzado después de que Gantz rompiera por sorpresa su compromiso electoral de no negociar con Netanyahu, fracturando Azul y Blanco, y tras recibir el mandato para formar un Ejecutivo debido a que contaba con el apoyo de la mayoría de los parlamentarios.

Según el acuerdo de unidad entre Netanyahu y Gantz, si un tribunal descalifica finalmente a 'Bibi' como primer ministro en los seis primeros meses del mandato del Ejecutivo, se volverán a convocar elecciones anticipadas.

El propio Mandelblit anunció en noviembre de 2019 la imputación de Netanyahu, tras lo que el primer ministro habló de "intento de golpe" tras la presentación de los cargos contra él. Está previsto que el juicio arranque a finales de mayo.

El más grave de los casos que pesan contra Netanyahu es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' para debilitar al diario de la competencia Israel Hayom --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.

Fuente: Agencia Europa Press