2020 · 05 · 22

Ridículas acusaciones israelíes: La CPI no es una 'amenaza estratégica' para Israel

La retórica israelí es ridícula. Sería fácil defenderse si las acusaciones no fueran infundadas. Sin embargo, como las acusaciones son claras y contundentes, la estrategia israelí es atacar, amenazar y descalificar a los que denuncian los crímenes y violaciones a los derechos humanos. La legalidad internacional no es aplicable a Israel y por ende puede darse el lujo de violar sistemáticamente todas y cada una de las resoluciones del derecho y la legalidad

Por Ramona Wadi

 

Dado que la Corte Penal Internacional (CPI) determinó que Palestina es un estado con el propósito de sus investigaciones sobre crímenes de guerra cometidos por Israel contra civiles palestinos, se está produciendo una nueva ronda de amenazas contra la institución. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, advirtió sobre las consecuencias basadas en la interpretación de su gobierno de lo que constituye un estado palestino. “Estados Unidos reitera su antigua objeción a cualquier investigación ilegítima de la CPI. Si la CPI continúa su curso actual, determinaremos las consecuencias”, dijo Pompeo.

La oposición de Estados Unidos a un estado palestino se ha afirmado aún más a través de, el llamado "acuerdo del siglo", que pretende abogar por el tiempo que sea necesario la posibilidad de establecer un estado palestino para priorizar la agenda colonial de Israel; este último no deja ninguna posibilidad de la formación de un estado. La oposición estadounidense a las investigaciones de la CPI, por lo tanto, es permanente.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha calificado las posibles investigaciones de crímenes de guerra como una "amenaza estratégica".

Hablando durante la primera reunión del gabinete, y afirmando que rara vez usa la palabra "estratégico", aunque es una referencia común cuando se trata de Irán y el Movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS), Netanyahu declaró: "Esta es una amenaza estratégica para el Estado de Israel: a los soldados de las FDI, (FDI, es el nombre que Israel utiliza para su ejército) a los comandantes, a los ministros, a los gobiernos, a todo ".

Israel ha manipulado durante mucho tiempo supuestas excepciones para mantener su trabajo colonizador de Palestina y afianzar aún más su ocupación militar. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha otorgado a Israel una impunidad y normalización sin precedentes a las violaciones al derecho internacional, hasta el punto de que, reforzado también por el silencio tácito de la comunidad internacional, Israel está politizando la investigación de la CPI con el objetivo de mantener la actual situación de impunidad.

Las próximas investigaciones sobre los crímenes de guerra de Israel contra el pueblo palestino no son una amenaza estratégica, sino una respuesta tardía que podría empañar temporalmente la imagen de Israel. La colusión de comunidad internacional con Israel es un obstáculo importante: no debe olvidarse que internacionalmente, Israel goza de un apoyo tácito que le permite construirse como una amenaza estratégica contra los palestinos.

La retórica de Netanyahu es ridícula. Israel no está siendo perseguido por la CPI; sus funcionarios enfrentan la posibilidad de ser procesados ​​por crímenes de guerra, que es el procedimiento habitual. La violencia de Israel sostiene su política colonial: una no puede existir sin la otra. Los palestinos han enfrentado esta amenaza estratégica durante décadas. Intentar revertir los roles frente a la evidencia de crímenes de guerra es una maniobra política que debería ser contraproducente para Israel si la comunidad internacional altera su sesgo pro-Israel y adopta una postura a favor de la descolonización.

Mientras Netanyahu intenta forjar lealtades contra la CPI, ¿qué papel tomará la comunidad internacional? Si la CPI ha determinado que Israel ha cometido crímenes de guerra, lo menos que puede hacer la comunidad internacional es eliminar la retórica de los "presuntos crímenes de guerra" para defender el derecho internacional y deconstruir la impunidad que ha protegido a Israel.

Si prevalecer las demandas coloniales de Israel tiene prioridad sobre la legislación que regula lo que constituye crímenes de guerra, la comunidad internacional facilitará violaciones adicionales a medida que se avecina la anexión, y las próximas investigaciones se verán eclipsadas por una nueva ola de impunidad que podría llevar décadas ante los tribunales. atención.

 

Ramona Wadi es redactora de Middle East Monitor, donde este artículo se publicó originalmente. Ella contribuyó con este artículo a Palestine Chronicle.

 

Fuente: palestinechronicle.com
 

Traducción y edición: PalestinaLibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original en inglés y a la traducción de Palestinalibre.org