2020 · 05 · 25

Netanyahu comparece en juicio por corrupción; proclama inocencia

Benjamin Netanyahu se convirtió ayer en el primer jefe de Estado de Israel en ser sometido a juicio y proclamó su inocencia en el pasillo del tribunal, durante una audiencia en la que fue acusado de soborno, fraude y abuso de poder.

Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí (a la derecha), ayer en el tribunal donde comenzó su juicio por soborno, fraude y abuso de poder.Foto Afp

El juicio comenzó una semana después de que el líder que ha gobernado por más tiempo en Israel rindió protesta para un quinto mandato, demostrando su habilidad para la supervivencia al lograr un sorpresivo acuerdo de poder compartido con su principal rival político, luego de tres elecciones no concluyentes en un año.

El primer ministro de derecha dice que las denuncias en su contra son un complot de la izquierda para sacarlo del cargo.

Netanyahu, de 70 años, fue acusado en noviembre de recibir obsequios de amigos multimillonarios y de buscar hacer presuntos favores a magnates de los medios a cambio de una cobertura favorable sobre su gestión.

El líder conservador compareció en el tribunal de distrito de Jerusalén flanqueado por un grupo de ministros del gabinete de su partido derechista Likud.

En la sala del tribunal, Netanyahu y los jueces usaron cubrebocas como parte de las medidas para frenar los contagios de Covid-19.

La audiencia duró una hora. El tribunal excusó a Netanyahu de asistir a la próxima audiencia, prevista para el 19 de julio. Analistas israelíes dicen que el juicio podría durar meses o incluso años.

Antes de la audiencia, Netanyahu se quitó el cubrebocas para dirigirse a las cámaras de televisión en el pasillo de la corte.

Estas investigaciones fueron contaminadas y urdidas desde el primer momento, sostuvo. Estoy compareciendo aquí hoy, como su primer ministro, de pie y con la cabeza en alto.

Los cargos de soborno conllevan una sentencia hasta de 10 años en la cárcel y/o una multa. El fraude y el abuso de poder pueden acarrear penas hasta de tres años de prisión.

Fuente: La Jornada - México