2020 · 06 · 04

Colonos israelíes critican el plan de anexión de parte de Cisjordania que respalda Trump

La intención de Israel de anexar partes de la Cisjordania ocupada está siendo cuestionada por algunos colonos judíos, de los que se esperaba una aprobación generalizada al proyecto promovido por el primer ministro Benjamin Netanyahu en el marco de un plan de Estados Unidos.

© Reuters. FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu usa una mascarilla en Jerusalén el 31 de mayo de 2020

Un mes antes de que la jurisdicción de la propuesta de expansión israelí sea discutida por el nuevo Gobierno de Netanyahu, algunos líderes colonos han recurrido a una retórica que probablemente ponga al mandatario en una situación incómoda ante la Casa Blanca.

El presidente de EEUU Donald Trump y su principal asesor en Oriente Próximo, Jared Kushner, "no son amigos de Israel", según dijo David Elhayani, jefe del consejo de colonos de Yesha, al periódico liberal Haaretz.

Para los líderes de los colonos como Elhayani, el plan de paz Trump publicado en enero —que incluye la propuesta de que Israel mantenga la mayoría de los asentamientos israelíes en Cisjordania— tiene un lado peligroso.

Su preocupación —no compartida por todos los colonos— es que podría allanar el camino para la idea estadounidense de un estado palestino en el 70% de Cisjordania, en zonas que abarcarían unos 15 asentamientos.

Los palestinos rechazan la propuesta y consideran como una antesala de un estado inviable. Incluso dentro de Israel y de la coalición de Netanyahu, el apoyo a la anexión es moderado.

La crítica de Elhayani a Trump supone una ruptura poco habitual entre los colonos y los cristianos evangélicos, un importante electorado para el presidente norteamericanos en las elecciones de noviembre. La mayoría de las potencias mundiales consideran que los asentamientos son ilegales.

El influyente pastor estadounidense John Hagee escribió en el diario Israel Hayom el domingo que "ha llegado el momento" de cumplir la promesa del plan "maestro" de anexionar tierras bíblicas.

(editado por Jeffrey Heller y Timothy Heritage, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)

Fuente: Dan Williams, Agencia Reuters