2020 · 06 · 27

El Parlamento belga pide sanciones contra Israel si se anexiona los territorios palestinos de Cisjordania

La cámara aprueba una resolución en la que insta al Gobierno a actuar contra las medidas unilaterales de Tel Aviv y a pedir a la UE que imponga sanciones al país hebreo.

El Parlamento de Bélgica ha aprobado este viernes una resolución en la que urge al Gobierno a actuar contra las acciones unilaterales de Israel, en concreto su decisión de anexionar el 30 % de los territorios de Cisjordania el próximo 1 de julio. Además, insta al Ejecutivo a pedir a la Unión Europea que imponga sanciones contra el país hebreo.

El texto aprobado insta a la primera ministra, Sophie Wilmès, a tomar "la iniciativa con terceros países a nivel europeo y multilateral para evitar que Israel se anexione los territorios palestinos ocupados o parte de ellos".

La resolución fue aprobada en la Cámara de Representantes de Bruselas por 101 votos a favor, 39 abstenciones y ningún sufragio negativo. En la sesión estaba previsto abordar también el reconocimiento del Estado palestino, aunque la discusión fue aplazada dos semanas debido a enmiendas introducidas en el último momento.

Para que la Unión Europea aplique las sanciones, es necesario el consenso de sus 27 miembros, pero si ese escenario no se diera, la resolución aprobada por el Parlamento establece que Bélgica debería "desempeñar un rol activo en la creación de una coalición de Estados miembro con posiciones afines para explorar posibles reacciones" al plan israelí.

 

Reacciones negativas y apoyo de EE.UU.

 

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ya ha instado a Tel Aviv a "abandonar" sus planes sobre los territorio ocupados, que califica de "violación muy grave del derecho internacional" porque —asegura— "dañaría gravemente la posibilidad de una solución de dos Estados y socavaría las posibilidades de una renovación de las negociaciones".

En el mismo sentido, la Cancillería rusa emitió un comunicado en el que aseguró que los "planes unilaterales de Israel contravienen las normas de derecho internacional". "La anexión imposibilitaría la continuidad territorial de Cisjordania, que es una condición inalienable de la viabilidad del futuro Estado palestino bajo las fronteras de 1967", agregó.

 

Por su parte, la organización Hamás advirtió que Israel lamentará "amargamente" y pagará "un precio sin precedentes" por sus planes "criminales". Asimismo, se refirió a la anexión de territorios como "el mayor robo de tierras palestinas en décadas" y la calificó de "declaración de guerra" contra el pueblo palestino. 

En cambio, EE.UU. salió en defensa de la decisión de Tel Aviv. "Las decisiones sobre si extender la soberanía israelí a esos lugares las deben tomar los israelíes"dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

 

Fuente: RT.com