2020 · 08 · 05

Palestinos viven en cuevas tras ser desplazados por expansión de asentamientos israelíes

Familia palestina vive en una cueva en condiciones extremas sin acceso a agua y electricidad después de que el ejército israelí demoliera su casa debido a la confiscación de su tierra para la expansión de los asentamientos israelíes ilegales en la región.

Hace un año que Monzer Abu Arram se vio obligado a mudarse a una montaña de Hebrón, Cisjordania, luego de ser desplazado debido a la expansión de los asentamientos israelíes.

El hombre palestino de la aldea cisjordana de Khibet Jinba vive en una cueva con sus familiares después de que el ejército israelí demoliera su casa.

El hombre de 48 años de edad, padre de cuatro hijos, dijo que su familia ahora vive en condiciones extremas sin acceso a agua y electricidad.


"Israel se niega a darme permiso para reconstruir mi casa y mis hijos están asustados todo el tiempo porque vivir en una cueva los expone a la potencial picadura de escorpiones o mordedura de serpientes", dijo a Xinhua.

"Nuestra vida es dura e Israel está trabajando para desplazarnos de nuestra tierra para implementar el esquema de anexión y expansión de asentamientos e imponer su control en todas las tierras palestinas", dijo Halima, la esposa de Abu Arram.

La aldea de Khibet Jinba está clasificada como Area C.

Los acuerdos de paz de Oslo firmados entre Israel y los palestinos en 1993 dividieron a Cisjordania en tres áreas. El Area A está bajo el control administrativo y de seguridad total de la Autoridad Palestina (AP).

El Area B está bajo control de seguridad israelí y el régimen administrativo de la Autoridad Palestina, mientras que el Area C está bajo control israelí total.


"Existe una escalada israelí significativa y sin precedentes de tierras confiscadas y de expansión de asentamientos en el Area C para imponer nuevas realidades en el terreno", dijo recientemente Walid Assaf, jefe de la Comisión Nacional para Resistir el Muro y los Asentamientos en Cisjordania.

Sameera al-Jabarin, una mujer de 38 años de edad y madre de seis hijos, también vive en una cueva ubicada en el pueblo de Khirbet al-Fakhit, al sur de la ciudad de Hebrón, después de que las excavadoras israelíes demolieron su casa en tres ocasiones.

Además de las terribles condiciones de vida, al-Jabarin dijo que enfrenta ataques esporádicos de colonos israelíes que residen en el área.

Mientras tanto, Abdul Hadi Hantash, un experto palestino en asuntos de asentamientos en Cisjordania, acusó a Israel de trabajar sistemáticamente para "judaizar" a Hebrón.

"Enfrentamos crímenes diarios contra la población palestina en Hebrón, lo que nos obliga a presentar demandas contra Israel ante la Corte Penal Internacional, e instarlos a emitir decisiones que hagan justicia a los palestinos", dijo Hantash a Xinhua. 



Fuente: Agencia Xinhua
Fuente en árabe: Arabic.News.cn
Fuente en árabe: AljazeeraTV