2020 · 09 · 08

La Unión Europea reitera que la política de demoliciones y asentamientos de Israel es una violación del derecho internacional

Nuevamente la Unión Europea critica y condena el actual israelí que viola la legalidad. No obstante, estas critican son absolutamente inútiles e inservibles y reiterar “inutilidades” por más de 50 años, constituye una complicidad con la ilegalidad y las violaciones a los derechos humanos. La inacción solo da luz verde a Israel para continuar con sus violaciones.

Los países de la Unión Europea han expresado su “preocupación” y “fuerte oposición” a la política de las autoridades israelíes de ocupación de demoler edificios palestinos en la Ribera Occidental, incluida Jerusalén Oriental ocupada, y su política de asentamientos ilegales en territorios palestinos ocupados.

En una declaración se señaló que "La continuación de esta política viola el derecho internacional, impide la posibilidad de una solución de dos estados y las perspectivas de lograr una paz duradera en la región, y socava seriamente la posibilidad de que Jerusalén sea la futura capital de los dos estados".

La declaración que fue emitida por el representante de la Unión Europea decía: "Las misiones de los países de la Unión Europea en Jerusalén y Ramallah siguen con preocupación la continuación de las autoridades israelíes para llevar a cabo la demolición de edificios palestinos en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental, en 2020. Entre esas demoliciones hay viviendas e instalaciones financiadas por la Unión Europea y sus estados miembros. La política israelí implica el desplazamiento de palestinos y daños a las comunidades palestinas. Al 31 de agosto de 2020, un total de 107 unidades de vivienda y otras 46 unidades (incluidos comercios, almacenes, etc.) han sido demolidas solo en Jerusalén Oriental que se encuentra bajo ocupación y control israelí.

En este contexto, las delegaciones de la Unión Europea indicaron que las demoliciones han continuado pese al estallido de la epidemia "Covid-19" a principios de marzo, a pesar de las múltiples responsabilidades de la potencia ocupante en virtud del derecho internacional humanitario.

El comunicado destacó que "la posición firme de la Unión Europea con respecto a la política de asentamientos israelíes, considerada ilegal según el derecho internacional, así como otras medidas tomadas en este contexto, como el desplazamiento forzado, la expulsión, la demolición y la confiscación de viviendas".

En el comunicado, la Unión Europea reiteró sus llamados a las autoridades israelíes de ocupación a “dejar de demoler edificios palestinos".


En Palestina, se lamenta la inacción y pasividad europea frente al actuar israelí y se recuerda que fondos provenientes de los países de la Unión Europea financian los asentamientos ilegales e invierten en empresas que funcionan en territorios palestinos ocupados como es el caso de CAF, Alstom, eDreams y otras denunciadas por la ONU. A su vez, la Unión Europea suministra armas que son utilizadas en bombardear, reprimir y asesinar a civiles palestinos.

 

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada