2020 · 09 · 14

Human Rights Watch HRW pide a Israel que entregue cuerpo de palestino muerto en puesto control

La retención del cadáver de Erekat "impide a la familia enterrar a su hijo de forma digna, es cruel y no tiene justificación legal"

La ONG internacional Human Rights Watch (HRW) pidió hoy a Israel que entregue a su familia el cuerpo del palestino muerto en un puesto de control hace dos meses y medio después de atropellar a un agente israelí.

"Las autoridades israelíes han guardado el cuerpo del palestino Ahmed Erekat más de diez semanas después de que los oficiales le mataran, aparentemente sin justificación, en un puesto de control, en violación de la ley humanitaria internacional", denunció la organización en un comunicado.

Un vídeo muestra como Erekat empotró su coche contra un soldado en un puesto militar israelí el 23 de junio pasado, y como los soldados le disparan y abaten cuando sale del vehículo "en circunstancias en las que aparentemente no suponía una amenaza inmediata a la vida", explica la ONG.

Desde entonces, el cuerpo no ha sido entregado a sus familiares, una política habitual en los casos de ataques terroristas y que se utiliza, según HRW, "en buena medida para garantizar la liberación de dos civiles israelíes y los cuerpos de dos soldados israelíes que mantienen, ilegalmente, las autoridades de Hamás en Gaza".

Se trata de los cuerpos de dos caídos en la guerra de 2014, Oron Shaul y Hadar Goldin, y de dos civiles israelíes con problemas mentales, Avera Mangistu y Hisham al Sayed, que entraron en Gaza por su propio pie en 2014 y 2015, respectivamente.

La retención del cadáver de Erekat "impide a la familia enterrar a su hijo de forma digna, es cruel y no tiene justificación legal", señaló Omar Shakir, director de la organización para Israel y Palestina.

La ONG insta tanto a Israel como a Hamás a devolver los cuerpos que tienen en su control a sus familias, y añade que "las acciones erróneas de una parte no justifican las acciones erróneas de la otra".

La familia de Erekat, de 26 años, siempre argumentó que lo sucedido se trató de un accidente, y no de un ataque con vehículo y atropello intencionado de un soldado. El joven se dirigía esa tarde a hacer algunas compras para la boda de su hermana, que se celebraba esa noche. 

 

Fuente: www.lavanguardia.com

 

Ver: Otro joven palestino fue asesinado por disparos las fuerzas israelíes de ocupación en un puesto de control al noreste de Belén.