2020 · 09 · 15

El 'Derecho al Movimiento' rompe las barreras de la ocupación hacia una carrera en Palestina

El objetivo del grupo El Derecho al Movimiento es visibilizar los obstáculos de la libertad de circulación de los palestinos al mundo, como la existencia del muro del apartheid, promover una cultura de liderazgo voluntariado y promover la participación de las mujeres en el liderazgo de los grupos.

El Grupo Right to Movement (El Derecho al Movimiento) en Yaffa 

Conozco esta tierra, planta por planta como la palma de mi mano

Así expresó el poeta palestino Hanna Abu Hanna, la memoria relacionada con la naturaleza y las características geográficas del lugar desde una planta hasta un mar, un río y la tierra, diciendo que era una "seducción para su corazón".

Puede parecer obvio que el hombre decide el camino de su movimiento y sus propósitos en la tierra, el mar y el aire, porque es de la naturaleza a la que vino y regresará, pero no es así para las comunidades palestinas sitiadas por la ocupación directa e indirecta. El derecho a la libertad de circulación se convierte así en un instrumento de negociación sujeto al permiso de quien bloquea.

A los palestinos de Galilea tal vez les plazca, por ejemplo, caminar en el desierto del Negev o en el Monte Carmelo, acampar en colinas y montañas, o practicar una carrera libre en la playa de Yafa, sin embargo, el palestino de Cisjordania ocupada, el de la asediada Franja de Gaza y el palestino del campamento de Ain El-Helweh en el Líbano, no puede decidir ejercer su derecho a la libertad de circulación en las zonas prohibidas por la ocupación.

Debido a que la tierra es un componente clave de la lucha por la identidad y la existencia, grupos palestinos de los territorios del 1948 y otros en Cisjordania y la Franja de Gaza han decidido correr y comunicarse a ambos lados de los muros racistas de separación.

Right to Movement (El Derecho al Movimiento) se formó en Belén en 2014 como una organización sin fines de lucro, en colaboración con un grupo danés que apoya a los palestinos en la resistencia al muro del apartheid. Luego surgieron grupos en varias ciudades y zonas palestinas que cruzan las barreras y muros en Haifa, Jaffa, Hebrón, Ramallah, Gaza, Jerusalén, Nazaret, Jericó y Belén.

"Los objetivos centrales de la formación de grupos son; visibilizar los obstáculos de la libertad de circulación de los palestinos al mundo, promover una cultura de liderazgo voluntariado y hacer participar a las mujeres en el papel de liderar los grupos. Al mismo tiempo, también quieren dar a conocer a la naturaleza del país, romper las barreras entre las ciudadanas del mismo pueblo y consolidar las relaciones entre gentes de  las zonas  de los territorios ocupados en el 48, Cisjordania y Gaza” dijo Saleh Shahin, líder del grupo de corredores en la ciudad de Jaffa.
Preguntado por el Maratón de Palestina, dijo: "correr en Belén, por ejemplo, es una tarea muy difícil, una vez elegimos correr 42 kilómetros en la ciudad y descubrimos que esta distancia no se encuentra allí en forma de un solo camino circular, y tuvimos que encontrar una pista de 10 kilómetros y dar la vuelta cuatro veces seguidas para lograr la distancia del maratón, todo eso es debido al muro del apartheid."

La organización no se conformó con correr a ambos lados del muro de separación, si no que estableció grupos fuera del país llamados "grupos de apoyo al derecho al  movimiento" en Dinamarca, Nueva York, Irlanda y Alemania. Los socios participan en maratones  organizados por los grupos palestinos en Jaffa, Haifa, Ramallah, Belén y Jerusalén.

"Antes del estallido de la epidemia global del Coronavirus, participamos durante años en maratones internacionales, a través de nuestra selección escogida de todos los grupos palestinos, estuvimos en la Maratón Alemana de Colonia, y participamos en una carrera americana que se llamaba “corriendo por los refugiados” y que duró dos semanas" dijo Shahin. “Organizamos una maratón frente a las instalaciones de Google para presionarlos a poner a Palestina en sus mapas.”

Además, los palestinos participaron en un evento para maratonianos estadounidenses titulado "Mariam y Youssef", en una referencia al viaje de la Virgen María y su paso por la vía dolorosa hacia la natividad acompañada por José de Nazaret, esta odisea representa el sufrimiento de los palestinos hoy en día recurriendo caminos sinuosos para evitar las barreras de ocupación en el camino de Nazaret a Belén, por ejemplo.

En una entrevista de Arab48 con la estudiante palestina Ahlam Mansour, dijo que su participación en El Derecho de Movimiento comenzó hace tres años para consolidar relaciones con estudiantes maratonistas, para entretenerse, evitar la atmósfera de presiones educativas y mantener una cultura saludable.

"Pronto empecé a descubrir que la organización tiene un mensaje más allá de los propósitos de correr y practicar deporte y que soy parte de algo más grande de lo que pensaba, el derecho al movimiento que ejercí sin prestar atención a este 'privilegio', que otros no pueden ejercer libremente, hay personas cuya circulación se ve obstaculizada por barreras y fronteras. Nosotros, como estudiantes, estamos pidiendo el ejercicio de este derecho natural" añadió Mansour.

Mansour concluyó diciendo que se pensó mucho la cuestión de la continuidad en la actividad, y decidió que se ocuparía, cuando termine la etapa académica, de que el grupo en el que estaba activa en Jaffa mantenga su actividad y siga trabajando con más pasión".

 

Fuente: Tareq Taha en Arab48.com

Traducido por Lora Abuaita y Jaldía Abubakra para PalestinaLibre.org

Copyleft: se permite el uso de esta traducción siempre que se mantenga enlace al original en árabe y a la traducción de Palestinalibre.org