2020 · 10 · 27

La ONU expresa su 'preocupación' por la construcción de nuevas viviendas en asentamientos de Cisjordania ocupada

La ONU sigue “rogando” a Israel a no cometer violaciones e ilegalidades, llamados que nunca han sido oídos por los israelíes. La inacción de la ONU y la hipocresía de las potencias militares, solo otorgan luz verde a Israel para seguir con sus atrocidades.

El coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, ha asegurado este lunes que la reanudación de la construcción de viviendas en asentamientos en Cisjordania por parte de Israel es "un motivo de gran preocupación".

Las autoridades israelíes desvelaron la semana pasada planes para la construcción de cerca de 5.000 unidades de vivienda en Cisjordania por primera vez en ocho meses y menos de un mes después de los acuerdos con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin para normalizar sus relaciones.

Según ha trasladado Mladenov ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aproximadamente el 85 por ciento de estas unidades de vivienda se encuentran en asentamientos en ubicaciones periféricas en Cisjordania, y todas ellas en áreas que "impiden la contigüidad" de un futuro estado palestino.

Al tiempo que ha reiterado que la ubicación de estas unidades es "particularmente preocupante", ha recordado que todos los asentamientos son "ilegales" según el Derecho Internacional y siguen siendo un "obstáculo sustancial" para lograr la paz.

"Las actividades relacionadas con los asentamientos deben cesar, ya que socavan la perspectiva de lograr una solución viable de dos Estados de conformidad con las resoluciones de la ONU, el Derecho Internacional y los acuerdos anteriores", ha insistido.

En este contexto, Mladenov ha trasladado que las autoridades israelíes también han demolido o incautado 59 estructuras propiedad de palestinos en la Zona C de Cisjordania y tres en Jerusalén Oriental, lo que ha causado el desplazamiento de 82 palestinos, incluidas 23 mujeres y 40 niños. Además, otros 200 han resultado afectados por las demoliciones.

"Las demoliciones se realizaron debido a la falta de permisos de construcción emitidos por Israel", ha señalado, reiterando que "son casi imposibles de obtener para los palestinos".

"Insto a Israel a que cese las demoliciones e incautaciones de bienes palestinos en toda la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental, de conformidad con sus obligaciones en virtud del Derecho Internacional Humanitario, y a que permita a los palestinos desarrollar sus comunidades", ha agregado Mladenov.

El representante de Naciones Unidas también ha lamentado que se han seguido registrando "incidentes violentos" entre Israel y Palestina, y ha destacado el intercambio de proyectiles entre ambos.

En total, en un período de dos meses, militantes de Gaza han lanzado cinco cohetes hacia Israel, mientras que el Ejército de Israel ha disparado un total de 13 misiles contra Gaza en represalia.

Además, ha comunicado que los colonos han perpetrado unos 34 ataques contra palestinos que han provocado 30 heridos y daños a la propiedad. Los palestinos, por su parte, han perpetrado unos 29 ataques contra colonos israelíes y otros civiles en Cisjordania, que han resultado en cinco heridos y daños a la propiedad.
 

Fuente: Europapress